Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

La necesidad ¿antigua? del disfraz

La necesidad ¿antigua? del disfraz

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    La necesidad ¿antigua? del disfraz

    La historia de Agnódice de Atenas



    La Atenas del 300 a.C., más allá de su remota lejanía, se planteaba los mismos debates que se dan hoy en día respecto a la misoginia (más férrea y declarada) y el aborto (oscilante de acuerdo a la época, a veces perfectamente defendido, otras defenestrado y declarado ilegal). En los momentos en que este último no contaba con el visto bueno de la ley, caía sobre las mujeres la prohibición de ejercer la medicina, basada en el supuesto de que éstas eran las responsables de practicarlo.

    Agnócide, perteneciente a la alta sociedad de Atenas y contando con el don de un padre que distaba de los hombres de esa época, caracterizados por controlar la vida de las mujeres, decidió revelarse en silencio contra un absurdo decreto que le impedía, también, el aprendizaje de las matemáticas, filosofía y cosmología, entre otras.

    Su método, que a los ojos de hoy parece más producto de un guión televisivo que de la vida real, fue cortarse el cabello, disfrazarse de hombre y abandonar Atenas para inscribirse en la escuela de Herófilo, donde su valentía, esfuerzo, tenacidad y pasión por la ciencia la transformó pronto en un par —y una terrible competencia— para sus compañeros varones.

    Habiendo superado más que satisfactoriamente su examen, comenzó a ejercer como obstetra y ginecóloga. Pero, o bien por un exceso de confianza en la relación con sus pacientes, vanidad o cualquier otra cosa, cayó en la tentación de develar ante las mujeres que iban a atenderse con ella su verdadera identidad. Esto provocó que el número aumentase, dado que muchas se resistían a ir a las consultas por temor a dejarse ver y palpar por un hombre.

    La fama, el cariño, el reconocimiento y el recelo crecieron a la par. Viéndose minimizados por una mujer, sus colegas no pudieron tolerarlo y la acusaron de acostarse con las embarazadas. Fue llevada a juicio en el Areópago, donde para refutar las acusaciones no tuvo otro remedio que develar, frente a un público ávido por su ruina, su verdadera condición sexual. Lo que, por supuesto, le acarreó otra condena: la de ejercer la medicina de modo ilegal, no acorde a los caprichos de la época.

    Para el caso, el castigo no varió. La pena de muerte era segura, hasta que las atenienses organizaron un cuartel de resistencia, amenazando con morir ellas también si Agnodice era ejecutada. El emprendimiento fue un éxito y, además de liberarla, contó con el derecho de ejercer la medicina tal como quisiese, sin necesidad de disfraces.


    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    Berni Aljus (08-Dec-2010), cleopatra (09-Dec-2010)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Nicolas Allende
    Noticias
    9
    16-Sep-2011 17:30
  2. Hugo E. Andrade
    ¡Preséntate!
    0
    16-Feb-2010 16:21
  3. paola abalone
    Vida estudiantil
    10
    20-May-2009 21:44
  4. cecitaa
    INCLASIFICABLES
    26
    16-Sep-2008 02:46

Content Relevant URLs by vBSEO