Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Cirugía en la naciente Universidad de Bolonia

Cirugía en la naciente Universidad de Bolonia

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Cirugía en la naciente Universidad de Bolonia

    Los aportes de Gaspare Tagliacozzi


    Hubo un tiempo en que la Edad Media y la cirugía no se llevaban bien. En el siglo XIII, por ejemplo, el Papa Inocencio III llegó a prohibir a los eclesiásticos la práctica de operaciones quirúrgicas, que más adelante se consideró indigna para los médicos hechos y derechos, quedando relegada su práctica a los cirujanos inferiores.

    Tenemos que esperar hasta el siglo XVI para que Gasparo Tagliacozzi, profesor de anatomía en la Universidad de Bolonia, describa científica y fisiológicamente la realización de un colgajo del brazo para la reconstrucción de la nariz. Pero a él tampoco le fue demasiado bien en lo que respecta al mérito social: muchos contemporáneos teólogos lo acusaron de interponerse a la obra de Dios, atribuyendo a la gracia del diablo sus éxitos.

    Si bien Tagliacozzi, al hablar de sus predecesores en Sicilia y Calabria como precursores de la técnica de la reconstrucción nasal, no menciona a Fioravanti, lo cierto es que este médico, también egresado de la Universidad de Bolonia, publicó un libro en el cual reportaba cinco casos de reconstrucción, libro al cual seguramente Tagliacozzi tuvo acceso, si bien no lo declaró explícitamente.

    Cumplió un rol importante elevando la importancia de la cátedra de Anatomía, lo cual se vio reflejado en el notorio aumento de los salarios. Fue uno de los más importantes profesores de la medicina práctica y teórica en la segunda mitad del siglo XVI. Dividía sus clases en cerebro y cabeza en primer año; tórax, corazón y pulmones en el segundo; hígado, estómago, intestino y bazo en el tercero; y sistema urinario y reproductor en el cuarto. Respecto a la parte práctica del aprendizaje, se llevaba a cabo en un anfiteatro donde se realizaban disecciones.

    Trabajo en la Universidad, sin interrupción, durante 30 años, evidenciando su vocación y compromiso por continuar con los modelos educativos que iban dando forma a una tradición docente donde la erudición de los profesores era esencial y acorde al espíritu del hombre del Renacimiento.

    A Gaspare le corresponde el mérito de transformar un arte manual tenido en escasa consideración, visto como un oficio mecánico típico de barberos, en un procedimiento científico, quirúrgico y artístico bien sistematizado. Señala que los objetivos de la reconstrucción son devolver la belleza a un rostro mutilado.

    Se destaca, también, por su fructífera investigación sobre la reconstrucción de las heridas traumáticas mediante técnicas de reconstrucción labial, rinoplastia y otoplastía, establecidas sobre fundamentos científicos que sirvieron de referencia durante mucho tiempo.



    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    leonel1992 (18-Nov-2010), luquitas63 (22-Nov-2010)

  3. 30
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Citar Originalmente publicado por Editoriales Ver post
    Los aportes de Gaspare Tagliacozzi


    Hubo un tiempo en que la Edad Media y la cirugía no se llevaban bien. En el siglo XIII, por ejemplo, el Papa Inocencio III llegó a prohibir a los eclesiásticos la práctica de operaciones quirúrgicas, que más adelante se consideró indigna para los médicos hechos y derechos, quedando relegada su práctica a los cirujanos inferiores.

    Tenemos que esperar hasta el siglo XVI para que Gasparo Tagliacozzi, profesor de anatomía en la Universidad de Bolonia, describa científica y fisiológicamente la realización de un colgajo del brazo para la reconstrucción de la nariz. Pero a él tampoco le fue demasiado bien en lo que respecta al mérito social: muchos contemporáneos teólogos lo acusaron de interponerse a la obra de Dios, atribuyendo a la gracia del diablo sus éxitos.

    Si bien Tagliacozzi, al hablar de sus predecesores en Sicilia y Calabria como precursores de la técnica de la reconstrucción nasal, no menciona a Fioravanti, lo cierto es que este médico, también egresado de la Universidad de Bolonia, publicó un libro en el cual reportaba cinco casos de reconstrucción, libro al cual seguramente Tagliacozzi tuvo acceso, si bien no lo declaró explícitamente.

    Cumplió un rol importante elevando la importancia de la cátedra de Anatomía, lo cual se vio reflejado en el notorio aumento de los salarios. Fue uno de los más importantes profesores de la medicina práctica y teórica en la segunda mitad del siglo XVI. Dividía sus clases en cerebro y cabeza en primer año; tórax, corazón y pulmones en el segundo; hígado, estómago, intestino y bazo en el tercero; y sistema urinario y reproductor en el cuarto. Respecto a la parte práctica del aprendizaje, se llevaba a cabo en un anfiteatro donde se realizaban disecciones.

    Trabajo en la Universidad, sin interrupción, durante 30 años, evidenciando su vocación y compromiso por continuar con los modelos educativos que iban dando forma a una tradición docente donde la erudición de los profesores era esencial y acorde al espíritu del hombre del Renacimiento.

    A Gaspare le corresponde el mérito de transformar un arte manual tenido en escasa consideración, visto como un oficio mecánico típico de barberos, en un procedimiento científico, quirúrgico y artístico bien sistematizado. Señala que los objetivos de la reconstrucción son devolver la belleza a un rostro mutilado.

    Se destaca, también, por su fructífera investigación sobre la reconstrucción de las heridas traumáticas mediante técnicas de reconstrucción labial, rinoplastia y otoplastía, establecidas sobre fundamentos científicos que sirvieron de referencia durante mucho tiempo.



    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Yo apoyo a las cirugía estética, creo que es uno de los mejores inventos del hombre, ya que, gracias a ella podemos perfeccionar nuestro cuerpo, yo ahorita voy viajar a Barcelona, a realizarme una cirugía de orejas, porque tengo una leve deformidad, y estaré en las mejores manos de un cirujano muy conocido por mis amigos y familiares que es el Dr. Joan San Miguel, asi que amemos a las cirugías.

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. pao12
    ¿Qué carrera estudiar?
    14
    17-May-2011 00:22
  2. LuKio
    Biotecnología
    6
    02-Apr-2010 03:25
  3. GiSeLa_vicencio
    ¡Preséntate!
    4
    20-Jun-2009 02:19
  4. yeye_5
    España
    5
    29-May-2009 17:59
  5. sword
    Sugerencias y Ayuda
    1
    08-Dec-2008 02:06

Content Relevant URLs by vBSEO