Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Genes ya no son patentables en Estados Unidos

Genes ya no son patentables en Estados Unidos

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Genes ya no son patentables en Estados Unidos

    “Los genes no son patentables” anuncia el gobierno federal de los Estados Unidos.


    Médico: Son nuestros genes del cáncer de mama. Nosotros los identificamos.
    Paciente: Es muy gentil de su parte dejarnos la enfermedad en forma gratuita.


    El anuncio es del 29 de octubre, del New York Times.[i] Dando marcha atrás con una política que lleva ya casi dos décadas en curso, el gobierno federal de los Estados Unidos elevó un informe de parte del Departamento de Justicia que declara que las leyes de patentes no cubren los genes ya que son ‘parte de la naturaleza’.

    El debate se reabrió en marzo de este año cuando el Juez Federal Robert Sweet falló en contra de Myriad Genetics con respecto a las patentes que sostienen sobre los genes BRCA-1 y BRCA-2, oncogenes relacionados con el desarrollo de cáncer de mama y ovario.[ii] A pesar de que muchos desestimaban el caso arguyendo que estas patentes se están otorgando hace años, Sweet concluyó que las patentes habían sido mal otorgadas, porque involucran una ‘ley natural’. Chris Hansen, abogado de una de las organizaciones querellantes, la American Civil Liberties Union (Unión Americana por la Libertad Civil), declaró que “las patentes sobre genes ponen una barrera inaceptable al libre intercambio de ideas” en el sentido de que atentan contra la investigación en genética y medicina.

    Mientras mantuvo su patente Myriad permitó que otras organizaciones hicieran pruebas caseras propias en busca de las mutaciones de los genes BRCA-1 y BRCA-2 mientras las pruebas fueran anónimas. Si una mujer individual quería saber si tenía o no las mutaciones oncogénicas Myriad la obligaba a hacerse la prueba en uno de sus laboratorios. Prueba que costaba US$3.000.[iii]

    El fallo de Sweet[iv] da ejemplos de cómo Myriad hacía cumplir su patente. En la segunda mitad de la década del ’90, Kazazian y Ganguly de la Universidad de Pennsylvania ofrecían un servicio de rastreo de BRCA-1 y BRCA-2 mediante una metodología diferente a la que utilizaba Myriad. Myriad les ofreció una licencia, pero cuando las negociaciones fracasaron, iniciaron un juicio contra la Universidad de Pennsylvania. ¿El resultado? La Universidad de Pennsylvania ya no puede rastrear las mutaciones de los genes BRCA-1/2, ni en la práctica clínica, ni para investigación en genética. En 1998 intimaron a la Cancer Genetics Network Project (financiada por el National Cancer Institute) en una carta donde advertían a uno de sus investigadores principales que ‘la política de patentes de Myriad podría tener un impacto sobre las investigaciones financiadas por el NCI’. El director del Yale DNA Diagnostics Lab también fue intimado a detener ciertas investigaciones que involucraban a esos genes. Cuando solicitó una licencia, le fue negada.

    Más allá de lo cuestionable que puede resultar la política de Myriad con respecto a la salvaguarda de su patente y el efecto que tiene sobre la investigación científica, el fallo de Sweet se atiene a la ley de patentes, y la controversia ha quedado zanjada a partir del amicus curiae presentado por el Departamento de Justicia que delinea en forma definitiva qué puede patentarse y qué no puede patentarse en cuanto biotecnología genética.[v]

    El amicus curiae busca responder dos preguntas: primero, si moléculas de ADN modificados por ingeniería genética (como el ADNc) son patentables. Segundo, si el ADN genómico aislado pero no modificado por la mano del hombre es patentable.

    Con respecto a la primera está establecido en la sección 101 de la Patent Act que solo son patentables las ‘invenciones humanas’[vi] y que por ello, toda molécula de ADN modificada por ingeniería genética es patentable, porque son inventos creados por la mano del hombre. Esto incluye, por ejemplo, el ADNc. El ADNc es una cadena de nucleótidos continua despojada de intrones y secuencias reguladoras. Solo contiene los exones de un gen, y como no existe en la naturaleza es patentable. Asimismo los vectores recombinantes y otras innovaciones biotecnológicas que permitan al hombre manipular procesos naturales con un objetivo son inventos patentables, porque no son procesos naturales.

    Pero con respecto al ADN genómico aislado no modificado, concluye que no es un invento, por ende inpatentable. Ya que la molécula de ADN no modificada es un producto de la naturaleza no está cubierto por la sección 101 de la Patent Act. El simple hecho de aislar el gen no lo convierte en un invento del hombre. Por otro lado, el argumento de que los genes no tienen ‘existencia natural’ en forma aislada no es un fundamento adecuado para patentarlos.

    Otro argumento de los defensores de las patentes es que un gen aislado es patentable porque es un polímero complejo: literalmente una ‘composición de materia nueva y útil’, según el texto de la sección 101. Sin embargo, fallos en el pasado en relación a patentes para otros elementos han desechado intentos de patentado de ‘leyes naturales, fenómenos físicos, e ideas abstractas’. No alcanza con que sea una composición de material nueva y útil, además no puede ser algo que exista en forma natural.

    También argumentaban algunos que se han patentado compuestos naturales siempre y cuando se patente su forma purificada. Pero las patentes otorgadas bajo este argumento en el pasado se sostienen porque la sustancia patentada es diferente en su composición a la sustancia natural aislada porque es modificada en el proceso de purificación y refinado. En el caso del BRCA-1/2, la cadena nucleotídica aislada en el laboratorio es idéntica a la silvestre, al punto que el objeto de la patente misma es patentar la cadena silvestre. De nuevo, simplemente aislar un compuesto de la naturaleza no lo hace patentable porque no deja de ser el mismo compuesto.

    Tampoco es patentable simplemente por ‘ser útil’, y aquí el Departamento de Justicia se toma licencia para la ironía: “mientras el ADN genómico aislado puede tener mayor número de aplicaciones comparado con el ADN en su contexto natural, lo mismo puede decirse del carbón extraído de una mina, de las fibras de algodón por separado, del litio metálico puro, del uranio dúctil, y otros productos naturales que derivan su valor industrial solamente tras su aislamiento de su contexto natural.”

    Lo que si estará permitido patentar son métodos para identificar y aislar genes (patentes por procesos), o los genes que se modifican por la mano del hombre por ingeniería genética como el ADNc (patentes de inventos).

    Pero la era del patentado de genes está terminada, al menos en Estados Unidos.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org


    [i] http://www.nytimes.com/2010/10/30/bu...r=1&ref=health

    [ii] http://www.nytimes.com/2010/03/30/bu...robert_w_sweet
    [iii] http://www.nytimes.com/2010/03/31/ny...robert_w_sweet
    [iv] http://graphics8.nytimes.com/package...nt_opinion.pdf
    [v] http://graphics8.nytimes.com/package...micusbrief.pdf
    [vi] 35 USCS Sect. 101
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguientes usuarios agradecen a Editoriales por haber posteado información muy útil:

    Lúthien (06-Nov-2010)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Noticias
    Noticias
    6
    15-May-2015 15:03
  2. Editoriales
    Artículos
    8
    06-Aug-2010 04:47
  3. Noticias
    Noticias
    0
    22-Jun-2010 03:01
  4. Samantahf
    ICSE
    0
    24-Aug-2009 20:50

Content Relevant URLs by vBSEO