Mancia

Diario de la Salud

Foros generales

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

Residencias Médicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

La Salud: ¿Derecho? ¿Obligación?

La Salud: ¿Derecho? ¿Obligación?

  1. Avatar de Editoriales
    1,090
    Posts
    1,973
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    La Salud: ¿Derecho? ¿Obligación?

    Tres artículos despertaron hoy mi inquietud. Uno, sobre las perspectivas históricas que justifican la salud como derecho. Otro sobre si la salud debe o no ser un derecho, y el último, sobre si la salud debe ser o no una obligación.



    El reconocimiento de la salud como derecho a garantizar por el estado no es ni viejo ni universal. Si bien según Thomas Papadimos sobran justificaciones para justificar la salud como derecho, incluso buceando en el pasado de la ética aristotélica, el derecho a la salud es relativamente nuevo, recién se reconoce como tal a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada por las Naciones Unidas a fines de la década de los ’40. Por otro lado, tampoco es universal: hay países donde se garantiza (o al menos se pretende garantizar), otros donde no, y otros donde todavía se debate si debe ser garantizado por el estado.

    En su ensayo El acceso a la salud como derecho, no privilegio: una construcción Occidental, [i] Papadimos echa mano a la ética desde la era Helénica para justificar la posición de que el acceso a la salud es un derecho. No me voy a detener en el pensamiento aristotélico, ni en Kant ni en Hobbes. Quiero saltearme directamente hacia Thomas Paine, y Jeremy Bentham, con la idea de los derechos naturales. Los derechos naturales, en la filosofía de Paine, son los derechos pertinentes a permitir la existencia misma del hombre. Los clasifica en dos partes, por un lado los derechos del intelecto, que se refieren a la libertad de conciencia, de expresión, de pensamiento, de culto. La segunda parte son los derechos pertinentes a la búsqueda de la felicidad y el confort, mientras los derechos ajenos no se vean vulnerados.

    Según esta posición, los derechos naturales sirven como base a los que se denominan derechos civiles, que son todos aquellos derechos que el individuo es incapaz ejercer en forma individual. Se encuentran relacionados a la protección y la seguridad y quedan así delegados a un poder superior (el Estado) mediante el contrato social. Así, el derecho civil nace del conjunto de los derechos naturales de los individuos que constituyen la sociedad, y por ello deben servir para reforzarlos. Por ende, ¿cómo puede discutirse si el acceso al cuidado de la salud no es un derecho civil, y uno que deba ser garantizado por el estado? El acceso a la salud es lo que permite al hombre vivir libre y es lo que lo permite correr tras la añorada felicidad, derechos naturalísimos que deben ser resguardados por los derechos civiles que el Estado debe garantizar. Se podría decir que es esta la piedra fundamental del Estado de Bienestar.

    Siguiendo esta línea, Rawls lo lleva un paso más adelante, cuando conjuga justicia con Estado de Bienestar y salud. La justicia es el eje central del derecho del acceso a la salud para Rawls, y se guía por dos principios. El primero postula que todos los ciudadanos deben poder aspirar a los mismos derechos y a las mismas libertades. El segundo postula que la estructura de la sociedad debe garantizar una igualdad de oportunidad para que los individuos que la constituyen puedan obtener ingresos, riqueza, y prestigio social; y que las desigualdades serán toleradas solo en la medida en que estas sirvan en ventaja de los menos privilegiados. Sería este el principio que justifica las políticas de impuestos progresivos, por ejemplo. Hasta aquí todo indica que la ética exige al Estado garantizar la salud de sus ciudadanos, en forma democrática, y con equidad.

    En Estados Unidos se da una situación peculiar. Desde su fundación como Nación soberana, los estadounidenses tienen una concepción del Estado muy particular. Como pueblo tienden a desconfiar del Estado, y particularmente del Estado de Bienestar (al cual descalifican como nanny state, ‘estado niñera’). Se toman sus libertades personales muy en serio, y por ello cuando se debate el alcance de las reformas impulsadas por Obama el año pasado se preguntan: ¿es ético exigirle a la sociedad costear los costos de salud de terceros? ¿Es ético pretender que otros paguen por nuestro acceso a la salud? ¿Deben ser garantizados por el Estado nuestras necesidades básicas?[ii]

    Por otro lado, la reforma no contempla al estado como prestador de salud de aquellos que carecen de cobertura, sino que hace ‘obligatoria’ la compra de pólizas de medicina prepaga. Si contempla que existan múltiples planes con diferentes costos, y exenciones de impuestos y otros incentivos para facilitar la compra a todos. Pero esto lleva al interrogante: ¿la salud es un derecho o una obligación? ¿Por qué debiera ser uno obligado, compelido, por el Estado a comprar en forma privada un plan de medicina prepago?[iii]

    La concepción de la salud como derecho también nos lleva a plantearnos otras situaciones cuando se lleva a un plano práctico, de recursos escasos. ¿Cuáles son los límites al derecho a la salud? ¿Tenemos todos los mismos derechos a utilizar el sistema? ¿Debe poner el sistema todo lo que exista al alcance de la ciencia para prolongar nuestra sobrevida, o nuestra calidad de vida? ¿O existen límites? Ante la disyuntiva de un recurso escaso, ¿quién merece usarlo? ¿Cómo priorizamos la distribución de recursos? ¿Es ético mantener salas de terapia intensiva cuando todavía no se ha montado un sistema eficiente de atención primaria? Tenemos un sistema de salud de contradicciones, donde lo más esencial es lo que más escasea, y lo menos esencial es relativamente abundante. Pero a veces hay que decir basta, la pregunta es cuando. ¿Es ético gastar siempre miles de dólares en el tratamiento quimioterápico de una persona con un cáncer terminal? ¿Hay situaciones donde no lo es?

    Finalmente, quedan interrogantes que me generan aún más escozor: los países con estados de bienestar tienen redes de colegios estatales donde la educación esta garantizada, y redes de salud estatales donde la salud esta garantizada. Ambos son derechos que el Estado garantiza. ¿Qué hay del derecho a la alimentación? Sin nutrición no hay vida, ¿si el acceso a la salud es un derecho garantizado, no debiera serlo también el derecho al alimento? ¿Si el acceso a la salud es un derecho garantizado, no debiera serlo también el derecho a una vivienda digna? Quizás debatir si la salud es un derecho a garantizar por el estado sea simplemente mear afuera del tarro mientras el Estado no tenga la obligación de garantizar la alimentación y alojamiento de la población bajo su tutela y protección según lo demanda el contrato social.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org

    [i] Philosophy, Ethics, and Humanities in Medicine | Full text | Healthcare access as a right, not a privilege: a construct of Western thought

    [ii] http://www.kevinmd.com/blog/2010/10/...d-opinion.html

    [iii] http://www.kevinmd.com/blog/2010/06/...insurance.html
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    Ariel152 (18-Oct-2010), Lafran (16-Oct-2010)

  3. Avatar de ZeKKi
    6,692
    Posts
    1,586
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    El estado de bienestar debe velar por nuestros derechos independientemente de terceros hasta que alcancemos la mayoría de edad y seamos capaces de tomar decisiones con autonomía. En la actualidad el estado argentino ya lo hace con la educación obligatoria.

    La alimentación y por ende la nutrición son parte de los elementos básicos para otorgar salud, la falta de nutrición lleva a la enfermedad, el estado debiera de garantizar el acceso a la alimentación del individuo. ¿Lo hace? ¿No es para eso que está la regulación de los costos de ciertos alimentos de la canasta básica no están para eso los comedores comunitarios estatales [bah, si es que los hay, yo conozco pero no gubernamentales pero no se si son o no subsiados]?....

    Quizá hay que reformular la concepción de salud que tenemos establecida en el sistema legal.

    Y entiendase que nuestro derecho implica que el estado debiera de estar obligado a garantizarlo y que nosotros tengamos la posibilidad de elección de su uso o desuso. Sino no hay derecho posible...
    See one, Do one, Teach one.
  4. Los siguientes usuarios agradecen a ZeKKi por haber posteado información muy útil:

    Ariel152 (18-Oct-2010)

  5. Avatar de Ariel152
    1,383
    Posts
    487
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Coincido con zekki, y pienso que la salud debe ser un dercho para todos los cuidadanos, lo que si en funcion a ese derecho luego que cada uno decida en acceder o no al mismo.pero si que todos tengan las mismas posilibidades y que sean amparados por el estado
    "THE BEST IS YET TO COME"

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Jadekin
    Vida estudiantil
    4
    07-Oct-2009 03:18
  2. Alexander Sosa
    Casos en fotos
    11
    30-Jan-2009 12:19
  3. Gamb88
    Vida estudiantil
    9
    09-Jan-2009 14:28
  4. Alexander Sosa
    Casos en fotos
    21
    31-Oct-2008 13:37
  5. NachoMan
    INCLASIFICABLES
    3
    10-Jun-2007 18:41

Content Relevant URLs by vBSEO