Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Pánico y locura en Roma

Pánico y locura en Roma

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Pánico y locura en Roma

    Peste, decadencia y florecimiento de los médicos-sacerdotes




    Una de las plagas consideradas de las más letales que hayan amenazado al mundo cayó en una víctima debilitada, pues para el año 565, el momento de mayores éxitos romanos había dado lugar a otro de decadencia, pobreza y debilidad, debido a los sucesivos ataques del exterior.

    Los primeros casos de peste datan del año 540, en la ciudad de Pelusium, en el Bajo Egipto, irradiando desde allí hacia todo el país y alcanzando Palestina, lugar que se supone fue el centro difusor hacia el resto de los países. Pero en ese momento la mortandad aún no alcanzaba números alarmantes, situación que empeoró drásticamente con la llegada del verano. En ocasiones, las muertes llegaban hasta las 10.000 por día.

    La pila de cadáveres, terror y desconcierto aumentaba al mismo ritmo. No quedaba tiempo para cavar tantas sepulturas así que se resolvió depositar los cadáveres, en principio, en torres y fuertes a los cuales se les quitaron los techos para facilitar este fin, y también se los cargó en barcos para abandonarlos en el mar.

    La palabra plaga puede, ahora, explayarse a gusto sobre toda su significación. La peste bubónica mostraba sus diferentes máscaras sobre los enfermos, permitiendo a algunos entrar, sin grandes prólogos, en coma, mientras que otros con menos suerte padecían violentos delirios que incluían visiones de fantasmas y voces con mensajes pocos alentadores. En ocasiones se abrían heridas gangrenosas y el paciente moría ahogado en un sufrimiento atroz.

    Pero también había mecanismos más comunes, como que las víctimas sean atacadas de súbito por una calurosa fiebre que, a los pocos días, daba lugar a los típicos bubones en los ganglios linfáticos, ingle y axilas. Era común que la muerte llegue al quinto día, habiendo casos en que podría hacerse esperar hasta dos semanas. No sólo no había ningún remedio para el mar, sino que los médicos, casi por entero desarmados y atónicos, siquiera podían predecir qué casos serían leves y cuáles fatales.

    La plaga comenzaba su recorrido en la costa, expandiéndose tierra adentro luego. La seguidilla de pestes que cayeron sobre el Imperio durante su decadencia se mechaban con auges y declives estacionales que en nada disminuían el desastre. Entre otras consecuencias, se puede establecer un nexo con la cristiandad, dado que estas enfermedades acontecieron luego de la muerte de Cristo, agitando el imaginario colectivo de modo tal que ayudó al cristianismo a imponerse como fuerza mundial.

    Por otro lado, bien cabe imaginar que esto puede incidir en la formación de los médicos de aquél entonces, dado que la medicina estaba dominada por la iglesia y los doctores eran, en su inmensa mayoría, sacerdotes.


    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.com
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguientes usuarios agradecen a Editoriales por haber posteado información muy útil:

    fer_teacher (28-Sep-2010)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    1
    25-Nov-2009 18:48
  2. Cristian.al86
    Vida estudiantil
    71
    20-Jun-2009 05:09
  3. vickyvictoria90
    CBC (Ciclo Básico Común)
    41
    23-May-2009 23:58
  4. sweetcarito
    Licenciatura en Obstetricia
    26
    24-Mar-2008 02:19

Content Relevant URLs by vBSEO