Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Accidentología: Solo la más cruda y espantosa verdad

Accidentología: Solo la más cruda y espantosa verdad

  1. Avatar de Editoriales
    1,261
    Posts
    2,095
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Accidentología: Solo la más cruda y espantosa verdad

    La seguridad vial y los accidentes de tránsito han sido parte de nuestras vidas desde que Karl Benz inventó el primer automóvil comerciable en 1885. Desde ese día simplemente han ganado en velocidad y potencia, para placer de muchos conductores.


    Pero también para pesadilla de muchos otros conductores y peatones que han sido víctimas directas o indirectas de los accidentes de tránsito. Velocidad y potencia, sinónimos de adrenalina para unos, muerte para otros, banderitas americanas para el resto, como para echarle un poco de humor al asunto.

    El primer punto interesante es que consideramos estas situaciones como accidentales. Hace unos años en un congreso de Neurología un expositor arguyó que los accidentes de tránsito no son accidentes: es un error conceptual, o más bien semántico. La RAE define accidente como “Suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas[i] Suceso eventual. Un evento que pasa y ya. Casi podríamos decir que se trata de un caso fortuito, que para la Ley Argentina se lo define como:

    Art. 514. Caso fortuito es el que no ha podido preverse, o que previsto, no ha podido evitarse.[ii]
    Es aquél que no ha podido preverse, o que previsto no ha podido evitarse. ¿Son entonces los ‘accidentes de tránsito’ realmente accidentes? La mayoría de los daños son causados por falta de uso del cinturón de seguridad, o por el consumo de alcohol, el uso de celulares, o simplemente por manejar lo más rápido posible. ¿No es previsible que estas conductas puedan causar muertes y daños, a uno y a terceros? Entonces es claro que no son accidentes. Si mal no recuerdo, proponía no llamarlos más accidentes, porque el impacto psíquico de decir que eran accidentes estaba atravesado por la idea de que nosotros no éramos responsables. Que las cosas nos pasaban, y que seríamos actores pasivos. Cuando claramente no lo somos. Proponía cambiar la terminología por otra.

    El problema de los ‘suceso de tránsito’ es singular en la Argentina, y bastante importante en América Latina. Según la noticia republicada el 15 de septiembre,[iii] desde 1987 hasta 1997 el número de muertos en ‘sucesos de tránsito’ aumentó casi 150% en la Ciudad de Buenos Aires. Ya pasaron 13 años, asique imaginemos una proyección de este tipo… Según ese artículo, la Argentina tiene una incidencia del 300% sobre países como Estados Unidos y los países europeos. Atribuyen esta disparidad a la educación vial y a la existencia de un sistema judicial expeditivo con penas duras para los conductores que conducen en forma imprudente o negligente (en Europa, claro está).

    Por eso quería comentar las campañas de seguridad vial en los medios televisivos. Los quiero invitar a ver videos, como una especie de Show Creativo del Horror.

    En Argentina todos recordamos las campañas de Luchemos por La Vida.[iv] Para los que no, permítanme refrescarles la memoria con algunas campañas viejas (década de los ’90) y una más nueva:





    Jingles, niños cantando y bailando. Son bastante estériles desde el punto de vista emocional. El sufrimiento humano se ve actuado, o es invocado a la distancia. El único que podría llegar a apelar a nuestro sentido del horror es el del niño (aunque limpio y libre de sangre y hematomas) intubado y con un cuello ortopédico. El del hombre con el andador y sendas piernas fracturadas. El discurso es cuasi-infantil en la mayoría de los casos, parecen campañas dirigidas a niños. Apelan más a nuestra racionalidad que a otra cosa, a entender los riesgos. Las imágenes impresionantes son pocas, y pasan como un flash de cámara, durando solo unos milisegundos.

    Uno se pregunta quién podrá prestarle atención a estos avisos. La gente que conduce en forma imprudente lo hace por la adrenalina, el poder, todos sentimientos y emociones. Los avisos apelan a nuestra corteza cerebral. Pero el auto, el auto sigue apelando a nuestra amígdala. Y todos sabemos que la lucha entre corteza y límbico, suele ganar el límbico.

    Por eso en Canadá y Europa apuntan a esto mismo. A los sentimientos. A nuestras emociones básicas. El de la campaña Embrace Life del Reino Unido tuvo gran difusión. A quién no se le puede escapar un lagrimón cuando se conjuga la cara de sorpresa del hombre con la cara de desesperación de la hija que corre a socorrerlo, en un escenario completamente metafórico:



    Otros apelan a nuestro sentido del humor, como forma de grabarse en la mente. El primero, un aviso donde se quiere incitar al uso de casco, otro en el cual se ejemplifica lo importante que es el uso de cinturón de seguridad para no salir despedido del auto, pero en tono mordaz.





    Los targets son los de siempre: apuntan a promocionar el uso de cinturones de seguridad, a evitar el consumo de alcohol, a evitar la velocidad. Todos culpables principales de los ‘sucesos de tránsito’.

    Los que apelan a la racionalidad son pocos, aunque los hay muy creativos, como por ejemplo uno del Reino Unido mostrando todos los posibles imprevistos que pueden causar un verdadero accidente, riesgos que no tienen advertencia previa.



    Pero hay otros avisos. Avisos que no escatiman para mostrar la dura realidad. Todo es válido, mientras pueda ser real, y cuanto más horrible mejor. Lo más importante es que cuanto más real y más crudo: mejor. Apelan directamente a nuestro sentido del horror.

    Nada es inválido o ilegítimo en el mundo de mostrar la realidad aunque sea cruda, horrible y espantosa. Amputados, paralíticos, sangre, hematomas. Desfiguraciones impresionantes por quemaduras. Muertos de carne y hueso, ahí, quemándonos las retinas. Si, niños muertos también son válidos. Parece un desfile de freaks, que multiplica nuestro morbo ante la contemplación de la destrucción y el sufrimiento humano. Lo interesante es que no solo concentran sus esfuerzos en mostrar lo que le pasa a los conductores imprudentes: los más impresionantes muestran a los conductores saliendo ilesos del desastre, solo para contemplar la magnitud de la catástrofe que han infligido sobre otros: los niños que han matado, las familias que han derrumbado, las vidas que han destruido.

    Habrá que preguntarnos cuál será el real impacto de estas campañas en la tasa de ‘sucesos de tránsito’ en estos países: ¿qué corresponde a las altas penas, que corresponde a la educación vial, y que a estas magníficas campañas mediáticas? Lo cierto es que aquí estamos acostumbrados a campañas blandas, que disfrazan la realidad quizás para hacerla más tolerable, y quizás eso nos lleve a banalizar nuestra responsabilidad y el horror mismo. Que nos den a consumir esa realidad diluida quizás nos haga más inconscientes. Quizás necesitemos una buena dosis de realidad, por más cruda que sea, para despertarnos de nuestra propia estupidez para que empecemos a considerar la importancia de respetar las normas de tránsito.

    Adjunto abajo algunos de los mejores videos que encontré por la red. Valen realmente la pena echarles un vistazo a todos.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org



































    [i] Diccionario de la lengua española - Vigésima segunda edición

    [ii] TITULO I

    [iii] http://www.mancia.org/foro/noticias/...tml#post857817

    [iv] Luchemos por la Vida
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguiente/s 7 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    Lost_x_Divididos (20-Sep-2010), medical_problem (01-Nov-2012), nahuel_lls (21-Sep-2010), ROADRUNNER (20-Sep-2010), romis! (21-Sep-2010), Seobis (21-Sep-2010), ZeKKi (20-Sep-2010)

  3. Avatar de ROADRUNNER
    445
    Posts
    115
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Uno se pregunta quién podrá prestarle atención a estos avisos. La gente que conduce en forma imprudente lo hace por la adrenalina, el poder, todos sentimientos y emociones. Los avisos apelan a nuestra corteza cerebral. Pero el auto, el auto sigue apelando a nuestra amígdala. Y todos sabemos que la lucha entre corteza y límbico, suele ganar el límbico.
    Cuando el límbico tenga miedo, va a controlarse solo.
    La gente piensa "a mi no me va a pasar" Pero en realidad lo que se tiene que pensar es que sí puede pasar, y al tener ese temor obrar en consecuencia para que no suceda. Yo uso mucho la autopista y al menos una vez por semana veo un accidente. Es pura rutina.
    El principal problema son los camiones y los colectivos cuando abusan de la casi invulnerabilidad de sus vehículos y hacen lo que quieren. Después vienen los que manejan en forma imprudente o negligente (conduciendo a altas velocidades en donde no se puede, pasando rozando en zig zag al resto de los autos, etc) no se si será algo idiosincrático nuestro. En todo caso, una persona del interior me dijo que aquí todos manejan como locos.
    Esto solo puede cambiar cuando la gente salga a la calle con otra actitud.

    HEY HO! LET'S GO!!
  4. Avatar de ZeKKi
    6,766
    Posts
    1,598
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    A mi lo que me llama la atención de las publicidades es que no solo son campañas estatales, también se ven de compañias aseguradoras [más allá de que para ellas sea mejor que pagar pólizas a víctimas de la imprudencia al manejar o quizá lo tengan que hacer por ley].

    En cambio acá en Argentina las propagandas de luchemos por la vida estuvieron seguido la década pasada pero ahora ya no se ve absolutamente nada, publicidades del gobierno ni hablar, como si los accidentes automovilísticos fuesen cosa del pasado.


    En lo personal ésta es la que más me gustó, más que nada porque hace incapié en los límites de velocidad que nadie les da pelota y que ahora en capital quieren subir los de Figuero Alcorta y Libertador a 70.
    See one, Do one, Teach one.
  5. Avatar de quiros
    151
    Posts
    14
    Agradecimientos
    recibidos
    #4
    excelentes comerciales, son para mandarlos x mail a ntros amigos
    el día que haya piletas con olas perfectas; espero poder seguir eligiendo el mar (Surfer Anónimo)
  6. Avatar de .::Mercutio::.
    1
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #5
    :: A mi me hicieron ver varios de esos videos cuando estaba haciendo el curso de seguridad vial antes de sacar la licencia :: muy buenos..cosas de tomarse en serio al momento de agarrar el volante...

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. duralexsedlex_8
    Actualidad y Política
    9
    21-Feb-2009 00:29
  2. raul1983
    UBA Microbiología - Plan Viejo
    6
    02-Nov-2008 22:17
  3. GabrielG
    Congresos
    3
    29-Aug-2008 13:33
  4. MeRcA
    Videos
    3
    12-May-2008 05:01

Content Relevant URLs by vBSEO