Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

El Precio de Innovar a Cualquier Costo

El Precio de Innovar a Cualquier Costo

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    El Precio de Innovar a Cualquier Costo

    Uno de los ejes del debate de la reforma del sistema de salud en los Estados Unidos ha sido la expansión de los gastos en salud que afronta ese país: un debate en torno a quién debe afrontar el costo. ¿El Estado? ¿Los empleadores? ¿Los individuos? Más allá de determinar quién paga, es hora de empezar a considerar por qué los costos no paran de crecer.


    La Argentina no es ajena al fenómeno del incremento de los costos en el sector salud. No pasan más de seis meses entre los aumentos al consumidor de la medicina prepaga. Se puede prever lo mismo para las Obras Sociales y también para el sector estatal. ¿A qué se debe este aumento desmedido en el gasto en salud?

    Victor Fuchs en su editorial[i] en el NEJM reflexiona sobre el uso y el costo de las nuevas tecnologías. La explosión en la innovación tecnológica en medicina de los últimos 60 años nos ha alargado y mejorado la calidad de nuestras vidas, pero nunca nos detenemos a pensar en el precio que estamos pagando como sociedad por estos avances.

    Lo interesante es que quizás muchas de las nuevas tecnologías no nos estén reportando beneficios que justifiquen pagar los altos costos económicos que acarrean. Debemos tener esto en mente: la salud no sólo es una inversión, también trae aparejado ciertos costos económicos, que se ven claramente en los presupuestos estatales. La torta tiene un tamaño definido, y el poder legislativo tiene que decidir, simplemente, como repartirla. Si los costos en salud continúan en aumento obligarán, o bien al aumento del gasto en salud a expensas de otros sectores como la educación o infraestructura, o bien a la contracción de los servicios y prestaciones de salud que otorga el Estado. Simplemente porque el dinero no es un recurso infinito. En este contexto hay que aprender a administrar muy bien nuestros recursos en salud, y los económicos.

    Fuchs destaca que toda innovación debe ser evaluada en tres aspectos: su efecto en la calidad de atención, su efecto en el costo de atención y su efecto en el valor de atención. La calidad se mide en términos tradicionales: reducción de mortalidad, morbilidad, y resultados beneficiosos sobre la salud de los pacientes en comparación a la ‘práctica estándar’. El costo se refiere a los recursos gastados para proveer el servicio de la nueva tecnología, también en comparación al costo de la ‘práctica estándar’. Finalmente, el valor en atención de la nueva tecnología nace de poner en la balanza los ‘beneficios en calidad de atención’ de la nueva tecnología con los ‘aumento en el costo de atención’ de la nueva tecnología. Es una forma conceptual de evaluar su eficiencia para producir mejorías en la salud de la población.

    Fuchs dice que el principal beneficio de abandonar el ‘paradigma de la calidad de atención’ a favor de un paradigma de innovación del ‘valor de la atención’ está en que actualmente el avance en tecnología se enfoca solamente a reducir la morbimortalidad. Eso se debe a que nuestro paradigma de ‘calidad’ exige. Si exigiéramos ‘valor’ se incentivaría en forma indirecta el desarrollo de tecnologías cuyo mayor efecto sería mantener o mejorar la calidad, mientras que al mismo tiempo redujeran los costos de cuidado. Este paradigma de innovación es común en casi toda la industria (la revolución industrial marcó la era de la búsqueda de las máquinas más eficientes, que mejoraran la relación entre el costo y el beneficio obtenido, siempre medido en términos económicos). Pero en el sector salud, este paradigma nos elude.

    Para ejemplificar esto, tomemos el artículo de Gabriel Barbash[ii] sobre el caso de las cirugías asistidas por robots. El caso tiene trascendencia local, ya que uno de estos ‘robots’ está en uso en al menos un hospital estatal en el partido de Malvinas Argentinas.[iii] Habría que preguntarse si antes de comprar el aparato se realizaron los estudios de costo-efectividad y de ‘valor de atención’, o si simplemente se midió con un votómetro virtual qué aparato daba mayor rédito político. ¿Por qué esta pregunta? Porque Barbash hace un argumento contundente: desde el año 2007, los costos de las cirugías ‘principalmente laparoscópicas’ en Estados Unidos fue de US$2762,50 (promedio) sin robots. En cambio, el aumento de los costos de las cirugías ‘principalmente laparoscópicas’ con robot alcanzo un promedio de US$4522,22. Pero el rango del ‘costo extra’ para algunas cirugías (con robot – sin robot) va desde los US$200 para una esplenectomía hasta los US$22.200 para una funduplicatura de Nissen. La misma tendencia se observa para las cirugías laparotómicas. ¿Se justifica pagar más por lo mismo?

    Esto no sería necesariamente malo si el aumento de costos se justificara con un beneficio comparable en la calidad de atención, según exigiría Fuchs. Pero Barbash advierte que los beneficios a corto y largo plazo se desconocen en su mayoría: la inexistencia de ensayos clínicos controlados multicéntricos hace que no se puedan hacer análisis objetivos de la calidad de atención provista por esta nueva tecnología, ni poder evaluar su costo-efectividad (valor de atención). ¿Cómo podemos saber si estos robots son mejores o peores que las prácticas quirúrgicas estándar?

    Sólo cuando nos empecemos a tomar los costos de salud en serio podremos lograr hacer una medicina de relevancia social y de equidad: esta carrera por la ‘innovación a cualquier costo’ simplemente está planteando un modelo de salud de última generación para unos pocos. Con la irresponsabilidad de plantearla sin saber si realmente vale la pena la inversión.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org

    [i] New Priorities for Future Biomedical Innovations | Health Policy and Reform
    [ii] New Technology and Health Care Costs
    [iii] Portal de la Municipalidad de Malvinas Argentinas - Cirugía Robótica
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Dedos Addams
    Docencia
    59
    15-Jun-2011 20:32
  2. rufuttata
    Universidad de Morón
    16
    16-Apr-2011 21:11
  3. fer_teacher
    ¿Qué carrera estudiar?
    29
    02-Dec-2009 16:16
  4. JennyC
    ¡Preséntate!
    6
    20-Dec-2008 00:42

Content Relevant URLs by vBSEO