Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

ACV: a propósito de un caso

ACV: a propósito de un caso

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    ACV: a propósito de un caso

    El 16 de mayo pasado por la noche, Gustavo Cerati se encontraba en Caracas dando un concierto, después del cual sufrió una ‘descompensación’ que lo forzó a consultar al médico.[i]



    El 17 de mayo los medios se hicieron eco de la situación y trascendió que había sufrido un ‘evento vascular isquémico’.[ii] El daño era tan extenso que Cerati requirió una cirugía descompresiva debido al aumento de la presión intracraneana, que amenazaba con llevar a un rápido desenlace fatal.[iii] La cirugía fue exitosa, y ayer Cerati volvió a Buenos Aires: inconciente, con respiración espontánea pero asistida, y con una neumopatía (según reza el parte médico de FLENI). A 24 días del evento, la tomografía computada muestra “un infarto extenso en el hemisferio cerebral izquierdo y daño del tronco cerebral secundario a hipertensión endocraneana”.[iv] A pesar de que todos evitan especular (todas las citas sobre el pronóstico en los medios son eufemísticos, o evitan ser pesimistas), el pronóstico, a la luz de la información que uno puede ir recolectando de los medios, es sombrío.

    Es, entonces, un buen momento para concientizar al respecto de los accidentes cerebro-vasculares (ACV), y su problemática en la salud pública, debido al gran impacto que tienen no solo por su incidencia, sino también por las graves secuelas que pueden dejar aun cuando sean leves. En Día Mundial del Ataque Cerebral podemos obtener bastante información actualizada al respecto, de gran utilidad para la educación de la población general.

    Los ACV son episodios donde algún daño de las arterias que nutren al cerebro provoca el cese de la irrigación sanguínea a una parte del encéfalo. Pueden deberse a anomalías estructurales de los vasos (provocan hemorragias) o a obstrucciones súbitas por trombos formados a nivel local o émbolos que llegan desde otro sitio distante de la circulación. Producen la pérdida de nutrición sanguínea en una zona del cerebro, con injuria y posterior muerte de neuronas y células de la glía, que a la larga darán secuelas de variable gravedad según las zonas afectadas.

    Es importante estar atento a los síntomas: generalmente aparecen en forma súbita, o son lentamente progresivos. Los más frecuentes son pérdida de la fuerza (en un brazo, una pierna o la mitad de la cara), pérdida del equilibrio, dificultad para hablar o entender, problemas visuales, dolor de cabeza muy intenso. Agregaría pérdida del conocimiento. El ACV es como en el infarto de corazón: tiempo es cerebro. Cuanto más tiempo pase, más grave será el daño y más severas las secuelas. De inmediato debe movilizarse el sistema de emergencias para hospitalizar al paciente. A veces los síntomas duran pocos minutos: es crucial no desestimarlos. Se denomina a esos episodios ataque isquémico transitorio (AIT) que no son más que un ACV a pequeña escala. El AIT es un excelente marcador de riesgo, ya que un porcentaje importante de pacientes que sufren un AIT sufren un ACV de mayor gravedad en los próximos días. Por ello, aún cuando los síntomas parezcan banales porque se resuelven rápido, es crucial la consulta rápida al médico.

    Lo ideal sería llegar antes de tener síntomas: una vez que empiezan a aparecer, se hacen sentir las secuelas de a poco. La prevención primaria del ACV es crucial, para lo cual es importantísimo reconocer los factores de riesgo. El control periódico de salud es la herramienta más importante para su prevención. Los factores de riesgo identificados son la edad (a mayor edad, mayor riesgo), el tabaquismo (no importa cuantos cigarrillos, con fumar uno por día alcanza para aumentar el riesgo), la hipertensión arterial y el colesterol elevado.[v],[vi],[vii] La diabetes mellitus, la obesidad también se han reconocido como tales.[viii] Hay una buena noticia: los factores de riesgo son los mismos que para la enfermedad coronaria, por lo que si uno esta yendo al médico para prevenir el infarto al corazón, también estará previniendo el ACV. Mantener un peso adecuado, hacer ejercicio con regularidad, abandonar el cigarrillo, y controlar enfermedades como la diabetes, la dislipemia y la hipertensión son los ejes de la prevención del ACV.

    Aún así: ¿qué es lo más importante que podemos hacer como médicos? Va mucho más allá de mantener un LDL bajo, una TA normal y la hemoglobina glicosilada a raya. Existe un trabajo realizado en México[ix] donde se evaluó el conocimiento de la población general sobre ACV. Los resultados fueron desalentadores, pero orientan nuestra acción. 330 personas fueron entrevistadas, y a pesar de que 66% nombraron al menos un factor de riesgo, solo el 12% podían nombrar tres o más. Lo más grave es la identificación de los síntomas: solo el 37% pudieron identificar al menos un síntoma de ACV, solo el 2% pudieron identificar tres. Esto es crucial: lo más útil para el paciente será la posibilidad de identificar rápidamente los síntomas para poder acudir de inmediato al servicio de emergencias. Si no logran identificar los síntomas, no acudirán al médico, y tiempo es cerebro. Cuanto más tiempo se pierda, más graves serán las secuelas. Mayor la discapacidad.

    Las secuelas del ACV son muy difíciles de revertir y pueden causar graves discapacidades. Pérdida de la función de un brazo, una pierna o la mitad de la cara (o, por que no, las tres). Pérdida del habla, pérdida de la visión, problemas para la deglución. Si, pérdidas. Pérdidas por todos lados. En el caso de infartos silentes, pueden ser el camino de ida hacia la demencia.

    Por ende, debemos enfatizar la educación de nuestros pacientes como estrategia para el control del ACV en la población. No solo para lograr que los pacientes acudan al control de salud con el objetivo de prevenir el ACV, sino también para que puedan reconocer rápidamente los síntomas del ACV y consulten rápidamente al servicio de emergencias más cercano. La educación de nuestros pacientes no solo beneficiará su salud. El beneficio se multiplica, y con el los beneficios a los convivientes, cónyuges, compañeros de trabajo: en fin a todos sus contactos.

    Así como casi todos pueden identificar los síntomas de un infarto al corazón, debe ser con el ACV. Educar es la estrategia más importante.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org

    [i] CERATI.COM | Noticias oficiales | Descompensación

    [ii] Cerati internado, tras sufrir un accidente cerebrovascular - lanacion.com

    [iii] Operaron con éxito a Cerati, pero su estado es crítico y seguirá en terapia intensiva - lanacion.com

    [iv] http://noticias.cerati.com/2010/estado_de_salud_de_gustavo.php

    [v] Delbari A et al: A Stroke Study of an Urban Area of Iran: Risk Factors, Length of Stay, Case Fatality, and Discharge Destination. Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases, Vol. 19, No. 2 (March-April), 2010: pp 104-109.

    [vi] Maruyama K et al: Metabolic Syndrome and Its Components as Risk Factors for First-Ever Acute Ischemic Noncardioembolic Stroke. Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases, Vol. 18, No. 3 (May-June), 2009: pp 173-177.

    [vii] Dharmasaroja P: Baseline Characteristics of Patients With Acute Ischemic Stroke in a Suburban Area of Thailand. Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases, Vol. 17, No. 2 (March-April), 2008: pp 82-85.

    [viii] Brenner DA et al: Awareness, Treatment, and Control of Vascular Risk Factors among Stroke Survivors. doi:10.1016/j.jstrokecerebrovasdis.2009.07.001.

    [ix] Góngora-Rivera F et al: Knowledge of Ischemic Stroke among a Mexico City Population. Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases, Vol. 18, No. 3 (May-June), 2009: pp 208-213.
    Imágenes adjuntas
  2. Los siguiente/s 31 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    *Juli* (11-Jun-2010), -ges- (09-Jun-2010), AK-47 (23-Jun-2011), Atropina (09-Jun-2010), Berni Aljus (09-Jun-2010), cleopatra (10-Jun-2010), CondeBlanco (10-Jun-2010), DeltaNotch (11-Jun-2010), Dexter_prog (09-Jun-2010), Diamond (10-Jun-2010), Doc.psycho (11-Jun-2010), Doc_184 (11-Jun-2010), Dra jimenuska (09-Jun-2010), EmaSs (26-Jul-2010), Francisquititaa (10-Jun-2010), gato (13-Jun-2010), GutiLina (09-Jun-2010), Jr. (14-Jun-2010), juampix_07 (12-Jun-2010), Lafran (10-Jun-2010), Lost_x_Divididos (10-Jun-2010), maico (12-Jun-2010), martinembrio (09-Jun-2010), Mer90 (10-Jun-2010), Meri90 (11-Jun-2010), nahuel_lls (10-Jun-2010), Omar (10-Jun-2010), Pablinius (09-Jun-2010), Selene_85 (10-Jun-2010), tamaseg (10-Jun-2010), UMMA (10-Jun-2010)

  3. Avatar de Dexter_prog
    3,972
    Posts
    866
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Alguna vez escuché que hay unos indicios previos al ACV, es verdad esto?
  4. Médico Residente en Terapia Intensiva
    Avatar de Tincho
    5,655
    Posts
    1,235
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Se pueden considerar el AIT (que en realidad es como un ACV transitorio) como el mas importante de los 'indicios tempranos' de que algo anda mal. El resto es como todas las enfermedades vasculares.


    Life does not cease to be funny when people die any more than it ceases to be serious when people laugh. -George Bernard Shaw
  5. Los siguientes usuarios agradecen a Tincho por haber posteado información muy útil:

    Dexter_prog (02-Jul-2010)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Joly
    Simuladores
    16
    03-May-2016 18:00
  2. Ragamuffin
    INCLASIFICABLES
    28
    22-May-2011 13:15
  3. luisa de la peña
    Casos clínicos
    15
    25-Feb-2011 07:50
  4. yuri ortega
    Casos clínicos
    3
    04-Dec-2009 21:41
  5. jetin
    Casos clínicos
    2
    16-Jul-2009 14:28

Content Relevant URLs by vBSEO