Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Medicina Complementaria y Alternativa: Perfil del Usuario

Medicina Complementaria y Alternativa: Perfil del Usuario

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Medicina Complementaria y Alternativa: Perfil del Usuario

    ¿Quiénes son los que utilizan medicinas complementarias y alternativas? ¿Acaso la búsqueda de respuestas no convencionales se debe a factores determinados? ¿Qué subyace la psicología del usuario de medicina alternativa y complementaria? Muchos estudios analizan algunas de estas situaciones.



    La demografía del usuario de medicina complementaria o alternativa generalmente demuestra que la prevalencia de uso de la medicina complementaria es alta. Un estudio australiano muestra una prevalencia del 48% entre la población, con las mujeres a la cabeza. El ‘perfil’ del usuario australiano es una mujer, jóven, de buen poder adquisitivo, mayor educación, soltera, empleada, con una percepción ‘más optimista’ de la vida. Las cuatro terapias más utilizadas fueron la quiropraxia, naturopatía, acupuntura y homeopatía.[i] En Estados Unidos los números son similares: 54% de los respondientes de un estudio dijeron haber utilizado alguna terapia alternativa o complementaria en los 12 meses antes del estudio. Allá también el perfil del usuario ‘tipo’ eran mujeres, jóvenes, con título universitario. En este estudio se reportó una mayor incidencia de desordenes mentales (ansiedad y depresión a la cabeza) entre los usuarios de medicina alternativa y complementaria. Las cuatro modalidades más empleadas fueron la oración/culto espiritual, técnicas de meditación y relajación, terapia de ejercicio y quiropraxia. La acupuntura y la homeopatía tenían tasas de uso similares a las de Australia.[ii] Otro estudio profundizó la demografía en mujeres estadounidenses: la usuaria tipo era blanca, había alcanzado los estudios universitarios, y tenían un alto poder adquisitivo. Entre las terapias más empleadas estaban la oración, remedios a base de hierbas, dietas especiales (asociadas a estilos de vida del tipo vegetariano, etc) y quiropraxia.[iii]


    Para analizar una cultura diferente, nos referimos a un trabajo efectuado en Turquia. Las terapias más utilizadas son también la oración y la terapia a base de hierbas, al igual que en occidente. Pero la demografía del usuario es diferente en Turquía: un alto nivel educativo se asocia en forma inversa al uso de medicina complementaria.[iv] Otro estudio, pero de Singapur, muestra tasas mucho más altas de uso de medicina complementaria: llega al 76%. En Singapur siguen siendo las mujeres las que más utilizan estas modalidades, pero no se encontró correlación con el nivel educativo, poder adquisitivo y otras variables demográficas. Allá, la medicina complementaria más utilizada es la medicina tradicional china, y también predominan medicina tradicional malaya y otras formas de medicina más asiáticas. El uso de terapias más modernas (reflexología, quiropraxia, etc.) eran muy bajas.

    Son datos interesantes, ya que a diferencia de lo que se esperaría, el perfil del occidental que acude a la medicina complementaria es de alto perfil económico y educativo. ¿Esto será en relación a la educación, o al hecho de que la medicina complementaria y alternativa tiene costos mayores, ya que muchos sistemas de salud no los cubren, y menos aún los seguros de salud? Es una posibilidad interesante, que el bajo uso de medicina complementaria entre los estratos de menor poder adquisitivo se deba a que la medicina complementaria en occidente es costosa para el usuario. A diferencia de lo que pasa en oriente.

    ¿Por qué la gente busca la medicina alternativa? Un estudio canadiense demostró que dos predictores muy fuertes para el uso de medicina complementaria o alternativa son la conciencia de salud y la insatisfacción con la medicina ortodoxa. Con respecto a esto último, apuntan los usuarios de las medicinas complementarias y alternativas su percepción de que el tratamiento ortodoxo no daba resultado para su dolencia. Por otro lado, otro predictor importante fue el número de problemas de salud: los usuarios de medicina complementaria tenían un mayor número de cuadros concurrentes.[v]

    Un estudio finlandés estableció una fuerte asociación entre la fe en la medicina complementaria y alternativa y un estilo de pensamiento intuitivo. A su vez, hubo una correlación inversa entre la fe en la medicina complementaria y un estilo de pensamiento más racionalista. También se encontró una fuerte correlación entre la fe en la medicina alternativa y la fe en fenómenos paranormales, y con el pensamiento mágico en relación a mitos con respecto a alimentación y salud.[vi] El estudio de Honda citado previamente también analiza el perfil psicológico, y demuestra que hay una asociación entre extroversión y ‘tendencia a aceptar lo nuevo’ y el uso de medicinas alternativas y complementarias.


    La pregunta entonces es si la medicina complementaria o alternativa es para cualquiera. ¿Acaso se debe tener cierto perfil para acudir a ella? ¿Acaso se necesita poseer cierto perfil psicológico para que funcione? Quizás aceptar que la medicina complementaria no es para todos, y que por extensión tampoco la medicina occidental es para todos, es uno de los primero pasos a tomar para evitar el combate encarnizado epistemológico que se lleva a cabo en occidente sobre la aceptación de las medicinas complementarias y alternativas.



    Martin Carreras
    martin.carreras@mancia.org


    [i] Alastair H MacLennan, David H Wilson, Anne W Taylor: Prevalence and cost of alternative medicine in Australia. The Lancet 347 (2006) 569-73.

    [ii] K. Honda, J.S. Jacobson: Use of complementary and alternative medicine among United States adults: the influences of personality, coping strategies, and social support. Preventive Medicine 40 (2005) 46–53

    [iii] Upchurch and Chyu: Use of complementary and alternative medicine among American women. Women’s Health Issues 15 (2005) 5–13.

    [iv] A. Araz et al: Factors related to regular use of complementary/alternative medicine in Turkey. Complementary Therapies in Medicine (2009) 17, 309—315.

    [v] F.M. Sirois, M.L. Gick: An investigation of the health beliefs and motivations of complementarymedicine clients. Social Science & Medicine 55 (2002) 1025–1037.

    [vi] M. Saher, M. Lindeman: Alternative medicine: A psychological perspective. Personality and Individual Differences 39 (2005) 1169–1178.
    Imágenes adjuntas

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Diana Sanpedro N
    Medicina complementaria y alternativa
    4
    18-Aug-2014 18:31
  2. Editoriales
    Artículos
    1
    11-Sep-2010 01:49
  3. Editoriales
    Artículos
    4
    11-May-2010 12:58
  4. Walter Lopez
    Medicina complementaria y alternativa
    40
    04-Nov-2009 02:02

Content Relevant URLs by vBSEO