Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Controversia en torno al DSM

Controversia en torno al DSM

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Controversia en torno al DSM

    La próxima edición ya ocasiona altercados




    El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM por sus siglas en inglés) se crea a partir de datos empíricos y con una metodología netamente descriptiva para mejorar la comunicación entre clínicos e investigadores. Contiene una clasificación de los trastornos mentales acompañadas de descripciones claras de las categorías diagnósticas, con el fin de que los clínicos e investigadores de las diversas ciencias de la salud puedan diagnosticar, estudiar, intercambiar información y tratar los diferentes trastornos.

    Si bien algunos autores, como Vaillant, lo han criticado por ser reduccionista, no enfatizar la distinción entre estado y rasgo, sacrificar la validez diagnóstica por la fiabilidad diagnóstica y ser adinámico, sigue siendo el sistema de diagnóstico más empleado por los profesionales de la psicología clínica y la psiquiatría. Para mantenerse actualizada, debe someterse a revisiones. La próxima, a efectuarse en el 2013, sería la primera en una década, y está siendo esperada con ansias.

    De acuerdo a las declaraciones de Darrel A. Regier, director de investigaciones de la Asociación y, junto con David J. Kupfer, de la Universidad de Pittsburgh, copresidente del grupo de trabajo, en la versión actual una persona puede tener o no determinado trastorno debido a una base cuantitativa que se encarga de sumar los síntomas que presenta. El mínimo detalle es que esto no halla su perfecto correlato en la realidad, ya que un esquizofrénico puede padecer síntomas de insomnio o ansiedad, síntomas que no están dentro de los criterios de diagnóstico de la esquizofrenia pero que afectan por igual la vida del paciente.

    A la hora de modificar el Manual, se debe tener especial cautela. Cualquier inclusión o pequeño cambio tiene consecuencias no sólo en la psiquiatría, sino también para la investigación, el mercado farmacéutico y el sistema legal, quien debe modificar quién será considerado normal o discapacitado. No es para menos, ya que el DMS vendría a ser una enciclopedia al servicio de la sociedad que marca la línea divisoria entre lo excéntrico y la enfermedad y entre comportamientos indulgentes y destructivos.

    Debido a que el trastorno de desregulación del temperamento con disforia no figuraba en la versión anterior, se diagnosticó de modo erróneo a muchos niños agresivos e irritables de desorden bipolar. Al recetarles poderosas drogas antipsicóticas cuando en realidad no poseían esa afección, no sólo no se vieron ayudados sino que además padecieron cambios metabólicos, entre otros efectos secundarios.

    Entre los cambios a aplicar, los autores proponen utilizar nomenclaturas como suave o severo y clasificaciones de síntomas. Otros cambios semánticos serían transformar el ‘retardo mental’ por ‘discapacidad intelectual’ y ‘adicción’ por ‘abuso de sustancias’.

    Una de las propuestas que causó más controversia fue la de intentar identificar síndromes de riesgo —el riesgo de desarrollar una patología como demencia o esquizofrenia. No obstante, aún no hay una decisión unánime al respecto, ya que entre los adolescentes con riesgo de desarrollar psicosis, por ejemplo, más del 70% nunca la padecen.

    Otro trastorno a incluirse puede ser el atracón, definido como darse un atracón por semana durante tres meses acompañado de culpa y decaimiento. Presupone una mayor pérdida de control, consternación y sentimientos de infelicidad.
    También se discute en torno a la hipersexualidad, clasificada como el consumo de una gran cantidad de tiempo en fantasías e impulsos sexuales, ya sea dedicándose al comportamiento sexual o sólo a su planificación.

    El debate sigue abierto, así que para ver qué cambios han sido realizados la opción más confiable es seguirlo de cerca mientras se espera la versión definitiva en el 2013.


    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Imágenes adjuntas
  2. Avatar de BrendaFdez
    210
    Posts
    29
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Uy, no, hipersexualidad no... espero que no incluyan eso, porque esta bueno sentirse sano!
  3. 2
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    :l pues que mal que haya controversia ya que el DSM junto con el CIE-10 son las principales herramientas para el diagnostico psiquiatrico

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    1
    23-Feb-2010 23:39

Content Relevant URLs by vBSEO