La PillCam y su complemento CMOS para el diagnóstico de enfermedades intestinales.



Nueve años atrás, la PillCam aparecía como el primer método de diagnóstico no invasivo para enfermedades intestinales, siendo menos invasiva y evitando los dolores ligados a la endoscopía tradicional. Entre el 2001 y el 2004, decedas de estudios clínicos fueron aprobados por la FDA. Detecta el sangrado intestinal, la enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca, tumores y colitis ulcerativas.

La PillCam es una microcámara en forma de cápsula fabricada de un material biocompatible especialmente sellado y resistente a los fluidos digestivos del tracto gastrointestinal. Crearla se facilitó gracias al desarrollo de chips de videoimagen de Semiconductor de Oxido de Metal Complementario (SOMC) que precisa menos energía que los convencionales chips del Dispositivo de Carga Acoplada (DCA).

Al ser muy lisa, se desliza a través de la garganta con un simple trago de agua, siendo más sencilla de tomar que una aspirina y atravesando el tracto gastrointestinal sin molestia alguna. Una vez que el paciente la ingiere, la píldora va pasando por el tracto gastrointestinal, deslizándose gracias a las contracciones y relajaciones naturales, obteniendo imágenes de video del mismo a razón de dos imágenes por segundo mediante su cámara de video en color miniaturizada, ayudada por las luces.

Posee también un transmisor y una antena que permiten enviar las fotografías obtenidas vía radio, en tiempo real, a un dispositivo llamado DataRecorder que el paciente lleva en la cintura durante la prueba. Ya finalizado el trayecto, la información se lleva a una computadora donde las imágenes obtenidas se diagnostican con ayuda de un programa, el RAPID.

48 horas después de transcurrida la ingesta, la cápsula se excretada naturalmente sin generar incomodidad alguna. Si bien las complicaciones son poco frecuentes, existe riesgo potencial de obstrucción, siendo importante que la ingesta sea vigilada para que, en el caso de ocurrir, el médico la detecte rápido y tome medidas al respecto.

No obstante, el tiempo pasa y velozmente este bonito aparato ha sido mejorado, gracias al producto diseñado por Micron Technology Inc., que creó un sensor que mejora el rendimiento del PillCam al introducir en él el CMOS, que permite elevar las tomas fotográficas a unas catorce por segundo, mejorando así la presión de los diagnósticos.

La única desventaja es el precio, que suele rondar los 1200 dólares, en comparación con la endoscopía, de 800 dólares.


Agustina Jazmín
agustina.jazmin@mancia.org