A pesar de los problemas y tribulaciones que sortean muchos argentinos, ciertas tecnologías y avances médicos no se hicieron esperar, y el almacenado de células madre extraídas de sangre de cordón (CMC) parece ser una de esas excepciones a la crisis y atraso que sufre todo el sistema de salud argentino.




Esto se debe, sin duda, a que todo comenzó como una forma de lucro de laboratorios y centros de investigación, como modo de financiamiento. No se instituyó como una política pública ni mucho menos. El marketing fue el boca-a-boca prácticamente. La extracción y el almacenamiento de células madre de cordón no es un servicio barato: según fuentes de La Nación, el proceso de extracción y preservación inicial rondaba los US$1.000, con un costo asociado anual de mantenimiento de US$100. En una crónica del 5 de febrero de 2009[i] reportaban que existían ocho bancos de células, de los cuales seis se hallaban agrupados en una cámara: ABC Cordón. No había estadísticas públicas sobre el número de extracciones y preservaciones, pero varios directivos aseguraban que en el 2008 la preservación había aumentado entre un 30% y 50%. Números significativos si consideramos que no se hizo nunca una gran campaña de marketing en los medios. Funcionaba ya en paralelo el banco público del Hospital Garrahan, que inició sus actividades en el 2005 y pertenece a un registro internacional de donantes. Según La Nación, a principios del 2009 contaban ya con 2700 unidades, habiéndose extraído entre 800 y 950 al año desde que se abrió el banco. En ese momento ya se planteaba el debate. Desde el sector público se desalentaba la preservación privada acusando a los bancos privados de ‘vender quimeras’ ya que las aplicaciones eran muy escasas, no servían para mucho más que para la repoblación de la médula ósea. Pero eso no detuvo a los bancos privados de continuar con su empresa.

A medida que tomaba carácter público esta nueva industria, y la población comenzaba a tomar conciencia (o no) del tema, el INCUCAI resolvió normatizar la recolección y preservación de CMC, creando un registro de donantes y regulando quienes podían realizar el procedimiento. Pero la medida más controversial fue la puesta a disposición de los bancos públicos todas las muestras almacenadas sin una clara indicación médica. Basándose en recomendaciones de la Asociación Mundial de Donantes de Médula del 2006 (que estimulaba el establecimiento de bancos públicos, destacando la falta de evidencia de que las CMC fueran útiles para la curación de enfermedades degenerativas en el futuro), y de la Sociedad Argentina de Hematología, que declaró que la única utilidad es la reconstitución de médula ósea sin evidencia concluyente de que sirvan para la reconstitución de otros tejidos.[ii] En ese momento (21 abril de 2009), los usos aprobados en el país para las CMC eran tratamiento de leucemias agudas, leucemia mieloide crónica, aplasia medular severa y ciertas inmunodeficiencias.

Comenzaría la instancia judicial. Uno de los primeros fallos, anunciado el 3 de junio de 2009, fue contra el INCUCAI, a favor de un banco privado (Génicas).[iii] Más allá de los argumentos sobre la salud de los hijos y los potenciales usos, el argumento de Génicas se basó sobre un simple recurso económico: “Se paga por la extracción y el mantenimiento anual en la cámara de frío… Esto lo debemos interpretar jurídicamente como un contrato de depósito.”[iv] Así quedó suspendida la polémica resolución 069/09 del INCUCAI. Más adelante, en enero del 2010, otro fallo en lo Contencioso Administrativo declararía la resolución del INCUCAI como inconstitucional, alegando que la norma 069/09 constituye una “violación directa al principio de la libertad individual y la omisión de observancia del principio de legalidad de las obligaciones”. Según el juez: “las normas legales vigentes sobre el tema, tanto la ley de Trasplantes N 24.193 como su modificatoria (donante presunto), permiten que prevalezca la voluntad manifiesta del interesado, sobre el interés público en cuestión”.[v] Para el 21 de enero de 2010 se acumulaban veinte fallos judiciales sobre el tema, momento en el cual se contabilizaban 16.000 unidades registradas, entre los bancos públicos y privados. Negoción: el almacenado mantiene su mantenimiento anual de US$100, por lo que se facturarían anualmente unos US$1.600.000.[vi] Mientras tanto el INCUCAI sostiene que la norma sigue vigente, debido a que los fallos judiciales en su contra tiene ‘carácter particular’ y solo aplicarían a las ‘partes en litigio’.[vii] En defensa de los derechos de los que deciden guardar las células en forma privada, declaró el Dr. Carlos Carrere[viii] a La Nación: “Hoy nacen mas de 700.000 chicos en Argentina por año, es mas sano originar una campana de concientización en los padres para que no descarten esas células y la donen al Incucai, en caso de no guardarla para uso autólogo, que por una resolución querer quedarse en forma compulsiva con la sangre que los padres habían guardado para sus hijos.”[ix] El mensaje es claro, y el sub-texto también: guarda privada para los que dispongan de los US$1200 que exige la extracción privada y los US$100 anuales. El resto que donen, y mucha suerte.

Mientras tanto se mantiene el vacío legal con respecto al tema, ya que hasta que el Congreso no se expida con una ley firme, la resolución del INCUCAI no tiene fuerza legal, y los bancos privados seguirán lucrando con las expectativas (quizás falsas, no lo sabemos) que depositan los legos en el futuro de las CMC.


Martín Carreras
martin.carreras@mancia.org


[i] Cada vez más padres almacenan células madre de cordón umbilical - lanacion.com

[ii] Incucai • Noticia completa

[iii] Una jueza federal impidió la incorporación de células madre al registro del Incucai - lanacion.com

[iv] Ibid.

[v] Declararon inconstitucional el uso generalizado de células madre - lanacion.com

[vi] Células madre: fallos contra el Incucai - lanacion.com

[vii] Sigue la polémica por los alcances de la utilización de células madres - lanacion.com

[viii] Presidente de Bioprocrearte y Vicepresidente de ABC Asociación de Bancos de Criopreservación de Células Madre de Sangre de Córdon

[ix] http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1232111