Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Células madre: totipotenciales para la controversia

Células madre: totipotenciales para la controversia

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Células madre: totipotenciales para la controversia

    Las células madre se cubrieron de controversia y debate en la última década. Uno de los últimos debates al respecto es sobre el destino de las células madre de sangre de cordón, donde incluso en la Argentina se ha desatado la controversia.




    Pero primero a lo primero. Se define a las células madre (popularmente conocidas como stem cells) como aquellas células totipotenciales con capacidad de auto-renovación. Básicamente, son aquellas que puedan replicarse y aumentar su población, y al mismo tiempo puedan diferenciarse y formar diferentes líneas de células que son las que a medida que se reproduzcan y diferencien formarán los diferentes tejidos y órganos que componen el organismo. Pero no todas las células madre fueron creadas iguales.

    Las células madre por excelencia son las células madre embrionarias. Las mismas derivan del blastocisto, hasta el 5to día post-fecundación de un óvulo. Se las considera como el patrón oro de las células madre debido a que no solo tienen una capacidad indefinida de auto-renovación, sino que además son totipotenciales. Eso significa que pueden convertirse y formar cualquier tejido del organismo, diferenciarse a cualquier célula, debido a que aun no se encuentran comprometidas en ningún linaje. Por ende, pueden formar tejido ectodérmico, endodérmico o mesodérmico y cualquiera de sus derivados. Son, en definitiva, la célula madre más útil desde el punto de vista de la investigación y, se presupone, para futuras y actuales terapéuticas. El problema subyace en que para cosechar células madres embrionarias es necesario destruir un embrión, con todo el problema ético que se plantea ante las preguntas sobre el comienzo de la vida humana. En un intento de esquivar esta controversia, muchos grupos científicos buscan actualmente la forma de ‘des-diferenciar’ células maduras y adultas para volverlas a estadios más primitivos y por ende ‘devolverle’ a una célula su ‘totipotencialidad’. Un grupo de trabajo del Centro de Genomica de Wisconsin logró reprogramar células somáticas mediante la infusión de ciertos factores presentes en los óvulos humanos, haciéndolas ‘fenotípicamente’ idénticas a las células madre embrionarias. Pero estas también son hoy del ámbito de las ciencias básicas, y por ende tienen poca trascendencia social.

    El otro grupo de células madre, las que tienen utilidad terapéutica actual y de ello deriva su valoración social son las células madre ‘adultas’. El término adulto es ambiguo, ya que no se refieren estrictamente a células madre extraídas de sujetos adultos, sino células madre ya comprometidas en algún linaje celular. Esto les quita el mote de ‘toti’ potencial, ya que el rango de linajes que pueden adquirir esta limitado. No sólo eso, la renovación de las mismas puede estar limitada, según el linaje que vayan adoptando. A pesar de que son las células madre ‘menos útiles’ están libres de algunas controversias esenciales, ya que pueden ser cosechadas a partir de tejidos adultos, sin la necesidad de destruir un embrión, por lo que no se plantea el debate ético. Esto, igualmente, no las libra de controversia.


    Las células madre adultas ‘favoritas’ de hematólogos e investigadores son aquellas que se extraen de la sangre fetal, en particular las células separadas de la sangre del cordón umbilical. La sangre se obtiene de la placenta en el posparto inmediato, ya sea antes o después del alumbramiento de la placenta. Por ende, la extracción de sangre no presenta ningún riesgo para el donante. Es indolora, no reduce la volemia, no tiene riesgo de infección o hematomas como una punción venosa tradicional de las que se utilizan para donar sangre. A partir de la placenta se pueden extraer entre 40 y 100ml de sangre, que es procesada para determinar el grupo y factor, y en la cual se harán pruebas sexológicas para descartar posibles enfermedades infecciosas. Las células madre de ‘sangre de cordón’ se prefieren además porque tienen un HLA ‘inmaduro’ por lo que presentan menor riesgo de incompatibilidad con posibles receptores de células madre que la médula ósea adulta. Pero tienen el problema de que debido al pequeño volumen recolectado, suelen obtenerse muy pocas células madre. Tal es así que suelen ser insuficientes para cualquier fin terapéutico. Si la muestra es satisfactoria, se la trata con dimetil-sulfóxido y la muestra es sumergida en nitrógeno líquido donde será críopreservada a una temperatura de -196ºC.

    La controversia actual con estas células es el destino de las mismas. Se las puede destinar a bancos de células madre públicos, donde cualquier persona que necesite células madre con fines terapéuticos puede acceder a ellas si se demuestra la compatibilidad con su HLA. O se las puede almacenar en bancos privados, donde los padres deciden guardar las células madre de sus hijos en caso de que las requieran en el futuro como tratamiento de alguna enfermedad. Como es de esperarse, el almacenamiento no lo hacen sociedades filantrópicas, sino empresas privadas que lucran mediante la preservación privada de estas células madre. Donde haya una demanda, real o generada por el marketing, habrá una empresa privada buscando hacer la diferencia financiera. La pregunta es quién tiene derecho al uso de las células y si se justifica la conservación de las mismas en forma privada. En la Argentina la controversia de desató el año pasado. Pero para analizar esto, deberemos primero analizar los usos de las células, su potencial terapéutico a mediano y largo plazo, y luego debatir si la preservación privada es costo-efectiva, y luego ver si el derecho lo tienen las personas enfermas que las necesitan para sobrevivir.

    No hay caso. Las de cordón parecían ‘éticamente inocuas’, pero parece que las células madre siempre darán que hablar.


    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org
  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    In Vitro (24-Feb-2010), Luly88 (23-Feb-2010)

  3. Estudiante de Medicina
    218
    Posts
    31
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Hay cosas que no entiendo. En Argentina, ante la ley, si no me equivoco, no se es ser humano hasta que se sale del vientre de la madre, sin importar la cantidad de meses que tenga dentro (por eso Barrios "no cometió" doble homicidio), así que no veo cual es el problema de destruir el embrión para cosechar células madre embrionarias.

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Lambre
    Mesa Redonda
    1
    15-Dec-2009 03:12
  2. Noticias
    Noticias
    2
    21-Nov-2009 06:47
  3. Gere
    Histología
    1
    17-Jun-2009 11:14
  4. Noticias
    Noticias
    0
    16-Jan-2009 14:11
  5. diavole1
    Noticias
    2
    04-Dec-2008 13:12

Content Relevant URLs by vBSEO