Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Realidad Virtual: ¿Droga de Diseño Siglo 21?

Realidad Virtual: ¿Droga de Diseño Siglo 21?

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Realidad Virtual: ¿Droga de Diseño Siglo 21?

    ¿Qué es lo que ocurre cuando una ‘realidad virtual’ paradisíaca se entrecruza con la realidad, con las desesperanzas y tristezas del mundo actual? Podría llegar a desencadenar trastornos psíquicos, como parece ser con el último film de James Cameron: Avatar.




    Irónicamente, la realidad virtual y nuestra psiquis fue un tema explorado ya en un film que Cameron co-escribió: “Días Extraños”. En esa película, situada en un mundo pre-apocalíptico de fin del milenio, un ex-policía de Los Angeles vendía grabaciones prohibidas de ‘SQUID’: grabaciones de las aferencias sensoriales tomadas directamente de la corteza cerebral, de modo que al ser reproducidas sobre la corteza de un tercero, este experimentaba en forma exacta la situación vivida en todas sus dimensiones sensoriales: táctil, olfatoria, visual, auditiva… y estimo que gustativa también. ¿Por qué estaban prohibidas? Porque resultaba una práctica adictiva para muchos, una forma de escapismo. Las temáticas de las grabaciones eran variadas, pero es lógico adivinar que la mayoría tenían motivos eróticos. La trama sigue su rumbo con grabaciones ‘snuff’ donde una mujer es violada y asesinada y se devuelve en un thriller cyberpunk. Pero el tema quedó planteado: ¿qué pasa cuando la realidad nos desesperanza, no espanta, nos aburre, y descubrimos una ‘realidad virtual’ que nos atrapa, que disfrutamos, que descubrimos como lo único interesante? ¿Qué pasa cuando contrastamos lo virtual con lo real, y lo virtual sale beneficiado por varios cuerpos?

    La respuesta nos la esta dando James Cameron (¿de nuevo?) con su nueva película “Avatar”. Sin querer arruinarle la experiencia ni la trama a nadie, la película se ubica en un mundo paradisíaco, un idilio llamado Pandora, donde sus habitantes viven en armonía y en estrecho contacto con la naturaleza. Las descripciones que he leído me recuerdan a las escenas de la vida indígena en la película “La Misión”, donde en una realidad pasada no demasiado lejana el hombre vivía en el Edén selvático del Amazonas, en medio de una belleza natural indescriptible. En resumen, es ese el escenario en el cual se desarrolla la película.

    Lo interesante ha sido el efecto de este escenario sobre muchos. En los foros de la película, se ha llenado de comentarios del estilo “realmente me sentí deprimido cuando ‘desperté’ de nuevo en este mundo”; “el día después de ver Avatar estaba totalmente deprimido… mire mis manos y me dije ‘lo que no daría’…”; “es tan difícil, no puedo convencerme de que es solo una película, de superarlo, que vivir como los Na’vi no va a ocurrir jamas.” Si consideramos el contraste que estamos logrando entre lo virtual y lo real, seguramente comprendamos un poco más lo que ocurre: en un mundo donde el modelo económico condena a millones a la pobreza y el hambre mientras unos pocos viven en lujos que rayan en lo ridículo, donde el medio ambiente esta siendo arrasado por la mano de la industria y los esfuerzos por crear foros de debate sobre temas sociales como conservación del medio ambiente (Copenhague y Kyoto vienen a la mente) terminan en fracaso. Donde la política mundial esta cada vez más polarizada y menos deseosa del debate y del consenso… uno empieza a entender las razones de la depresión post-Avatar.

    El cine como arte audiovisual nos esta llevando cada vez más hacia la creación de una experiencia sensorial cada vez más real, y menos ficticia. Asimismo, nos lleva a dos tipos de mundos en el ámbito de la ciencia ficción: el idilio en el que nos gustaría vivir, o a la distopía infernal en la cual nunca querríamos encontrarnos. La realidad seguramente nos acerca más a lo segundo que a lo primero. Pero el problema no se limita al plano de ‘lo que queremos’ sino que se muere en el ‘como lo logramos’: en un mundo donde los grupos de interés gobiernan (ya sean empresas, corporaciones, partidos políticos despóticos o sindicatos) el rol del individuo ha quedado casi completamente desestimado como motor del cambio en el mundo. Hemos perdido la esperanza hasta en la democracia cuando vemos el manejo de las masas que hacen los medios y las corporaciones.

    ¿Será solo eso? ¿La percepción de nuestra propia insignificancia para evitar el desastre que vemos como inevitable? Explicaría al menos la cantidad de películas post-apocalípticas de los últimos años. Pero a eso hemos llegado: conjugando nuestra desesperanza en el mundo actual con nuestra capacidad humana de crear realidades perfectas (salvo en el hecho de que son totalmente ficticias) en el ámbito de las artes, se profundiza nuestra desesperanza en el mundo real que percibimos todos los días. Nos deprimimos, nos invade un profundo sentimiento de inutilidad e insignificancia.

    Mientras los fanas de Avatar buscan atenuar su ‘depresión’ viendo la película repetidas veces, buscando todo lo que puedan sobre la película en internet, o creando ‘fan art’, otros seguiremos mirando el fracaso de Copenhague, las bombas en Pakistán y los terremotos en Haiti y nos preguntamos ‘¿que podemos hacer para NO deprimirnos?’ Probablemente no sepamos que hacer, pero debemos recordar que lo virtual es un a forma de escape muy limitada que nunca nos hará verdaderamente felices. La única forma de escape permanente esta en buscar la transformación de la realidad, mancomunando esfuerzos. Una idea nos queda picando… la realidad virtual… ¿se convertirá en la droga de diseño del siglo veintiuno?

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org
  2. Los siguiente/s 4 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    laura9104 (20-Jan-2010), Matías Perez Artuso (20-Jan-2010), Ragamuffin (20-Jan-2010), seba_ari (21-Jan-2010)

  3. Avatar de Ragamuffin
    1,433
    Posts
    378
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Carreras = Tincho? Excelente articulo, me saco el sombrero.

  4. Médico Residente en Terapia Intensiva
    Avatar de Tincho
    5,655
    Posts
    1,235
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Citar Originalmente publicado por Ragamuffin Ver post
    Carreras = Tincho? Excelente articulo, me saco el sombrero.
    A sus ordenes, y gracias.
    Editado por Tincho en 21-Jan-2010 a las 01:31 PM


    Life does not cease to be funny when people die any more than it ceases to be serious when people laugh. -George Bernard Shaw
  5. Avatar de Dr Zamora
    17
    Posts
    8
    Agradecimientos
    recibidos
    #4
    Se me hace interesante el efecto que tuvo esta pelicula, aun mas las preguntas que postulas; muy buen articulo.

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. diavole1
    Noticias
    0
    03-Dec-2008 23:46
  2. Lúthien
    Congresos
    1
    10-Sep-2008 23:37
  3. Gustavo0483
    Actualidad y Política
    4
    12-Jul-2007 01:53

Content Relevant URLs by vBSEO