Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Genes y Patentes: en Busca del Equilibrio Social

Genes y Patentes: en Busca del Equilibrio Social

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Genes y Patentes: en Busca del Equilibrio Social

    Como hemos visto ya en el artículo anterior, el patentado de genes y material genético abre una caja de Pandora de problemas, algunos ya experimentados, otros que podrían acaecer en el futuro de permitirse libremente algunas prácticas comerciales. ¿Se pueden armonizar los intereses comerciales con los sociales en el impacto en la salud pública?




    La respuesta es sí. Muchas medidas son simples. Lo que se requiere es la voluntad política para tomar las decisiones que se deben tomar. Las acciones pueden desarrollarse en varias esferas de las leyes de patentes, incluso respetando el marco de TRIPS. Analizaremos algunas posibilidades.

    Lo primero es considerar que la ética impone ciertas fronteras debido a que dentro de la legalidad y la protección del interés individual pueden surgir conflictos con los intereses sociales. Entender esto es el primer paso necesario para acercarse al problema de las patentes desde una perspectiva más crítica para poder priorizar situaciones. El caso de la salud pública versus el interés individual es el primero. Debemos determinar cuál debe primar, cuál es el más urgente, y cuál de los caminos a transitar es el más ético. El resto son tecnicismos y modificatorias de leyes y normas existentes.

    Entre otras cosas, se deben evaluar y determinar nuevos límites de lo ‘patentable’. Ello implica analizar las bases legales que permiten el patentado de genes, determinar si esta justificado, y refinar la definición de lo que constituye un ‘invento’ patentable. Podría además instaurarse una cláusula de excepción, que directamente prohíba el patentado de secuencias genéticas o de material genético: debería demostrarse la utilidad industrial real del nuevo ‘invento’. O simplemente escudarse en el hecho de que constituye un ‘descubrimiento’ y no un invento, basándose en que el cDNA no es ‘novedoso’, sino que existe una copia idéntica en la naturaleza, en forma silvestre. Lo segundo: acotar el campo de acción de cada patente. Muchas veces, la patente del gen en sí se sigue en la misma solicitud con derechos sobre los anticuerpos, proteínas, técnicas e incluso modelos animales que pueden derivarse a partir de la manipulación de ese gen. Evitar este pedido de ‘derechos’ tan amplio acotando el campo y siendo más estrictos en lo que realmente constituye este nuevo invento (el cDNA de un gen) y su campo de utilidad podrían evitar futuros conflictos de anticommons. Estas evaluaciones podrían estar a cargo de comités ad hoc de genetistas, médicos y sanitaristas que tengan potestad para aprobar o rechazar las solicitudes tras un esmerado análisis de los datos.

    Otra situación a considerar, es el riesgo de que decaiga la investigación. Una posibilidad es hacer que las patentes sean solo vigentes para impedir la comercialización del invento, pero permitiendo libre acceso a los genes patentados para fines de investigación. Actualmente algunas compañías operan de esta manera, otorgando información sobre los inventos y técnicas en forma gratuita a personas afiliadas a entidades públicas o universidades que trabajen en investigación.

    Deben considerarse las licencias también, en particular las licencias compulsivas, perfectamente legales dentro el marco de TRIPS. Algunos estados europeos ya utilizan esta política para reducir el costo en salud de las pruebas de diagnóstico genético, otorgando a sus hospitales licencias compulsivas. Esto permite a los gobiernos controlar el monto de las regalías a pagar, y a utilizar los nuevos inventos en forma libre. Sin llegar a las licencias compulsivas, se debería crear un foro de negociación, o una reglamentación en cada país para normalizar los acuerdos de patentes. Otra posibilidad es la creación de ‘patent pools’ donde los beneficiarios de patentes sobre un mismo gen lleguen a un acuerdo (más o menos libre) para otorgar licencias sobre un ‘paquete’ de patentes, para evitar la necesidad de pedir varias licencias para trabajar sobre un gen en particular, disminuyendo los riesgos de la tragedia del anticommons. La última medida, para no llegar a las licencias compulsivas, sería simplemente ejercer un control sobre los precios al consumidor, estableciendo límites no solo para el precio de venta, sino límites en los montos de las regalías en el caso de las licencias.

    Debemos ser cuidadosos. Si llevamos al extremo los intereses sociales sobre los privados corremos el riesgo de que las empresas de biotecnología y genética echen mano a otros recursos diferentes de las patentes: el copyright o directamente que trabajen ‘en secreto’.[1] Las patentes siguen siendo la mejor opción desde el punto de vista del interés social, porque garantizan la publicación y diseminación de la información sobre el invento, y ponen límites sobre los derechos de exclusividad. El copyright, en cambio, garantiza la exclusividad hasta la muerte del autor, y por setenta años más, además de ofrecer recursos más amplios para la protección de la propiedad intelectual. El trabajo en ‘secreto’ sería la posibilidad más nefasta: permitiría a las empresas mantener el monopolio sobre la investigación en forma perpetua.

    Las opciones son muchas, existen posibilidades de maniobra para lograr armonizar los intereses sociales y privados. Pero hay que proceder con cautela sin fanatismos: si la sociedad procede en forma excesivamente antagónica la catástrofe podría ser mucho peor. Consensuar y armonizar son los objetivos clave en la negociación y reforma de las leyes de patentes con respecto al material genético presente en cada uno de nosotros.


    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org


    [1] Graham Dutfield: DNA patenting: implications for public health research. Bulletin of the WHO (2006): 85 (5), 388-392.
  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    juampix_07 (18-Jan-2010), laura9104 (19-Jan-2010)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    0
    08-Jan-2010 16:22
  2. Editoriales
    Artículos
    0
    06-Jan-2010 22:26
  3. Vanee.
    Gripe porcina
    1
    26-Jul-2009 06:00
  4. pauu
    Mancianos
    48
    04-Oct-2008 00:28

Content Relevant URLs by vBSEO