Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Vida y Obra de César Milstein: Política, Ciencia y Exilio

Vida y Obra de César Milstein: Política, Ciencia y Exilio

  1. Avatar de Editoriales
    1,355
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Vida y Obra de César Milstein: Política, Ciencia y Exilio

    Historia de ciencia, política, exilio y genialidad, la obra de Milstein fue decisiva para permitir uno de los grandes inventos del siglo XX para la producción de anticuerpos monoclonales.




    Nació en 1927, hijo segundo de una familia de inmigrantes judíos de Bahía Blanca. Sus padres no fueron gente adinerada, pero por medio de su trabajo y esfuerzo lograron que sus tres hijos ingresaran a la universidad para cursar sus estudios superiores. En el caso de César, fue a la Facultad de Ciencias Exactas, donde obtuvo la licenciatura y luego el doctorado en química, en 1952 y 1956 respectivamente. El doctorado lo realizó bajo la dirección de Andrés Stoppani, antiguo discípulo de Houssay, sobre la cinética de la enzima aldehído deshidrogenasa. Sin apoyo económico, la desarrolló mientras trabajaba de bioquímico en el área de la salud, junto a su mujer Celia. De la mano de su tesis vino su primer viaje profesional al extranjero: becado por el consejo Británico se fue como fellow a Cambridge, donde trabajó bajo la dirección de Fred Sanger (Nóbel en 1958).

    Regresó a la Argentina en 1961, pero la estadía fue breve: en 1963 se vio obligado a partir de nuevo a Inglaterra, debido a los vaivenes políticos de la época. El director del instituto donde trabajaba había sido desplazado de su cargo, y César Milstein renunció en solidaridad. Su actividad política en la Universidad cuando fue estudiante lo llevó al exilio, de regreso a Cambridge, de nuevo bajo el ala de Sanger.

    Allá, su interés paso de la enzimología a la inmunología. Esto lo llevaría a sus trabajos culmines, que contribuyeron en gran medida a uno de los grandes inventos del siglo XX en medicina: la producción de anticuerpos monoclonales.

    Los anticuerpos monoclonales son anticuerpos producidos por un linfocito B, que son capaces de reconocer a un solo tipo antigénico. Hasta ese entonces, los trabajos con anticuerpos debían hacerse con anticuerpos policlonales, los cuales carecían de especificidad debido a que reaccionaban contra varios antígenos al mismo tiempo, por haber sido producidos por varios linfocitos B diferentes. El trabajo de Milstein, Jerne y Köhler (con quienes compartió el premio en 1984) permitió la fusión de un linfocito B (capaz de producir grandes cantidades de un solo tipo de anticuerpo, pero con una vida muy limitada en el tiempo) con una célula de mieloma múltiple (que sin capacidad para producir anticuerpos, es capaz de vivir indefinidamente). Había nacido el hibridoma, y con este se hacía económicamente viable la producción de anticuerpos monoclonales en grandes cantidades.

    El valor de esta tecnología es inestimable. Sin anticuerpos monoclonales no habría inmunohistoquímica, ni inmunofluorescencia, ni Western Blot, técnicas ampliamente utilizadas para investigación en ciencias biológicas y ciencias de la salud. Son además, de gran valor diagnóstico para diversas enfermedades y el dosaje de diversos factores plasmáticos (el ejemplo más cotidiano son los tests de embarazo basados en el dosaje de gonadotrofina coriónica). No tardó mucho tiempo en llegar a la medicina clínica: hoy en día hay al menos dieciocho fármacos basados en anticuerpos monoclonales. Desde inmunosupresores para el tratamiento del rechazo en pacientes transplantados, antitrombóticos dirigidos contra antígenos plaquetarios, anti-inflamatorios para utilización en las enfermedades autoinmunes, y otros dirigidos contra diferentes antígenos presentes en varios cánceres, incluidos el colorrectal, el de mama, la leucemia y los linfomas. Se los reconoce por su terminación ‘MAB’ de ‘Monoclonal Anti-Body’.

    Cultivó siempre un perfil bajo, y a pesar de que podría haber obtenido un gran rédito económico a partir de sus descubrimientos, nunca los patentó. Para él, la ciencia y el conocimiento son propiedad intelectual de la humanidad, y toda su obra tuvo para él solamente interés científico.

    Falleció en el 2002, en Gran Bretaña, su patria adoptiva, donde supo encontrar la oportunidad de desplegar todo su ingenio, inteligencia y creatividad al servicio de la humanidad. Oportunidad que la Argentina, su propio país, tristemente le había negado cuarenta años antes.


    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org
    Editado por Editoriales en 17-Dec-2009 a las 06:51 AM
  2. Los siguiente/s 5 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    Berni Aljus (18-Dec-2009), Chusi (17-Dec-2009), jjazz (30-Oct-2011), Lambre (17-Dec-2009), paogis (17-Dec-2009)

  3. Avatar de Moriarty
    113
    Posts
    18
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Emotivo, como toda historia de vida que apesar de las adversidades y el abandono de quienes debieron apoyarlo, persistio y concluyo en un generoso aporte a la humanidad.

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    16
    25-Feb-2010 01:18
  2. Camello
    Foro General Residencias
    33
    01-Jul-2009 22:27
  3. maria laura quiñones urqu
    Sugerencias y Ayuda
    55
    26-Jun-2008 23:27
  4. nanivesalio
    Historia de la medicina
    7
    26-Mar-2008 03:10
  5. vero76
    Cine y Teatro
    0
    08-Oct-2007 02:07

Content Relevant URLs by vBSEO