Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Bioterrorismo en la Primera Guerra Mundial

Bioterrorismo en la Primera Guerra Mundial

  1. Avatar de Editoriales
    1,317
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Bioterrorismo en la Primera Guerra Mundial

    Debido a la creciente amenaza del terrorismo, es necesario evaluar el riesgo que representan diversos microorganismos como armas biológicas y comprender mejor el desarrollo y el uso histórico de los agentes biológicos.




    Los agentes de guerra biológica pueden ser más potentes que las armas convencionales y químicas. Durante el siglo pasado, los avances en biotecnología y bioquímica han simplificado el desarrollo y la producción de tales armas. Además, la ingeniería genética posee tal vez el potencial más peligroso. La facilidad de producción y la amplia disponibilidad de agentes biológicos y conocimientos técnicos han llevado a una mayor difusión de armas biológicas y a un mayor deseo de los países en desarrollo de tenerlos.

    Por más que suene como algo de película, la amenaza del bioterrorismo es real y significativa. Y su historia viene de una larga data. Veremos, en este artículo, cómo se empleaba la guerra biológica durante la Primera Guerra Mundial.

    El uso de la guerra biológica se hizo más sofisticado durante el siglo XIX. La concepción de los postulados de Koch y el desarrollo de la microbiología moderna durante el siglo XIX posibilitó el aislamiento y la producción de stocks de patógenos específicos.

    Pruebas sustanciales sugieren la existencia de un ambicioso programa de guerra biológica en Alemania durante la Primera Guerra Mundial. Este programa supuestamente contó con operaciones encubiertas. Durante la Primera Guerra Mundial, se publicaron informes de intentos de los alemanes de enviar a los Estados Unidos y otros países caballos y ganado inoculados con bacterias productoras de enfermedades, como Bacillus anthracis (ántrax) y Pseudomonas pseudomallei (mormo). Los mismos agentes fueron utilizados para infectar ovejas rumanas que fueron designados para la exportación a Rusia.

    En 1924, un subcomité de la Comisión Mixta Temporal de la Sociedad de Naciones, en apoyo de Alemania, no encontró pruebas firmes de que armas bacteriológicas hayan sido empleadas en la guerra. Sin embargo, el documento indicó evidencia de uso de químicos. En respuesta al horror de la guerra química durante la Primera Guerra Mundial, los esfuerzos diplomáticos internacionales se dirigieron a limitar la proliferación y el uso de armas de destrucción masiva, es decir, armas biológicas y químicas.

    El 17 de junio de 1925, se firmó el "Protocolo para la prohibición del uso en la guerra de gases asfixiantes, venenosos u otros y de métodos bacteriológicos de guerra", comúnmente llamado Protocolo de Ginebra de 1925.

    Fuente: “Biological warfare and bioterrorism: a historical review.” — Ncbi

    Traducido y editado por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Noticias
    Noticias
    0
    31-Jan-2014 21:03
  2. Ivi86
    Cine y Teatro
    11
    27-Apr-2011 00:19
  3. Editoriales
    Artículos
    2
    04-Apr-2011 05:09
  4. analin
    Bioquímica
    18
    03-May-2009 02:34

Content Relevant URLs by vBSEO