Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Un médico negro en un el EE.UU. racista de 1930 (II)

Un médico negro en un el EE.UU. racista de 1930 (II)

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Un médico negro en un el EE.UU. racista de 1930 (II)

    En la Universidad de McGill, Charles Drew combatió el racismo para crear el primer banco de sangre en el mundo




    Bajo la tutela del anatomista John Beattie, Drew destacó en McGill. Se especializó en anatomía fisiológica, se ganó una gran cantidad de becas y se graduó en segundo lugar en su clase en 1933. Durante su internado y residencia en el Royal Victoria Hospital y en el Hospital General de Montreal, crecía tanto el interés de Drew en transfusiones de sangre y el almacenamiento de plasma creció, al igual que su aptitud para el trabajo.

    Después de dos años más en Montreal, su padre murió, y él volvió a casa a Washington DC para aceptar una plaza en la enseñanza de patología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Howard.

    Rápidamente fue escalando posiciones hasta convertirse en Profesor Asistente de Cirugía. Su reputación había crecido de tal manera que se le concedió una beca Rockefeller para la Universidad de Columbia para estudiar cirugía avanzada, donde se convirtió en el primer afroamericano en hacerlo. Se graduó de Doctor en Medicina en Columbia en 1940.

    En ese momento, la Segunda Guerra Mundial estaba en pleno apogeo y Drew se había ganado un nombre por sí mismo en el campo de la investigación de la sangre, sobre todo debido a su descubrimiento de que la vida útil más larga del plasma hacía más susceptible de almacenamiento a la sangre entera.

    Pero la separación de las células rojas de la sangre del plasma fue el hecho clave que permitió que el banco de sangre pueda nacer. La tesis innovadora de Drew, titulada ‘Banked Blood: A Study on Preservation’ atrajo la atención de las autoridades médicas británicas, uno de los cuales resultó ser un antiguo profesor suyo que estaba trabajando en la guerra y sabía de primera mano cuán desesperadamente era la sangre necesaria para tratar a los heridos soldados y civiles.

    El doctor Drew encabezó el plan recién concebido para el proyecto Blood for Britain, la primera colección pública de gran escala de sangre a los efectos de la transfusión. Se aseguró de que la sangre de los donantes fuera recogida por los profesionales médicos bien formados, que se ponga a prueba cuidadosamente, y que fuera manejada de acuerdo con un conjunto de directrices de lucha contra la contaminación.

    Directamente de los donantes que daban sangre en los hospitales de Nueva York a los hospitales militares y la primera línea del campo de batalla de Europa, el primer embarque de prueba se componía de dos pequeños pedidos de plasma. A partir de entonces, no pasó mucho tiempo para declarar la primera donación de sangre en el mundo un gran éxito y el proyecto se fue a todo vapor.

    A través del entusiasmo del doctor Drew y sus mejoras en las técnicas de almacenamiento y refrigeración, los envíos posteriores crecieron, salvando miles de vidas.



    Traducido y adaptado por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Fuente:
    “In the bag” en Doctorsreview.com
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguientes usuarios agradecen a Editoriales por haber posteado información muy útil:

    Gejor (21-Jan-2014)

  3. 1
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Interesante artículo, muy buena información, me encanto el sitio, Saludos desde Chile.

    Psicólogo Santiago
    Psicólogos en Santiago - AgendaSalud

    Citar Originalmente publicado por Editoriales Ver post
    En la Universidad de McGill, Charles Drew combatió el racismo para crear el primer banco de sangre en el mundo




    Bajo la tutela del anatomista John Beattie, Drew destacó en McGill. Se especializó en anatomía fisiológica, se ganó una gran cantidad de becas y se graduó en segundo lugar en su clase en 1933. Durante su internado y residencia en el Royal Victoria Hospital y en el Hospital General de Montreal, crecía tanto el interés de Drew en transfusiones de sangre y el almacenamiento de plasma creció, al igual que su aptitud para el trabajo.

    Después de dos años más en Montreal, su padre murió, y él volvió a casa a Washington DC para aceptar una plaza en la enseñanza de patología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Howard.

    Rápidamente fue escalando posiciones hasta convertirse en Profesor Asistente de Cirugía. Su reputación había crecido de tal manera que se le concedió una beca Rockefeller para la Universidad de Columbia para estudiar cirugía avanzada, donde se convirtió en el primer afroamericano en hacerlo. Se graduó de Doctor en Medicina en Columbia en 1940.

    En ese momento, la Segunda Guerra Mundial estaba en pleno apogeo y Drew se había ganado un nombre por sí mismo en el campo de la investigación de la sangre, sobre todo debido a su descubrimiento de que la vida útil más larga del plasma hacía más susceptible de almacenamiento a la sangre entera.

    Pero la separación de las células rojas de la sangre del plasma fue el hecho clave que permitió que el banco de sangre pueda nacer. La tesis innovadora de Drew, titulada ‘Banked Blood: A Study on Preservation’ atrajo la atención de las autoridades médicas británicas, uno de los cuales resultó ser un antiguo profesor suyo que estaba trabajando en la guerra y sabía de primera mano cuán desesperadamente era la sangre necesaria para tratar a los heridos soldados y civiles.

    El doctor Drew encabezó el plan recién concebido para el proyecto Blood for Britain, la primera colección pública de gran escala de sangre a los efectos de la transfusión. Se aseguró de que la sangre de los donantes fuera recogida por los profesionales médicos bien formados, que se ponga a prueba cuidadosamente, y que fuera manejada de acuerdo con un conjunto de directrices de lucha contra la contaminación.

    Directamente de los donantes que daban sangre en los hospitales de Nueva York a los hospitales militares y la primera línea del campo de batalla de Europa, el primer embarque de prueba se componía de dos pequeños pedidos de plasma. A partir de entonces, no pasó mucho tiempo para declarar la primera donación de sangre en el mundo un gran éxito y el proyecto se fue a todo vapor.

    A través del entusiasmo del doctor Drew y sus mejoras en las técnicas de almacenamiento y refrigeración, los envíos posteriores crecieron, salvando miles de vidas.



    Traducido y adaptado por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Fuente:
    “In the bag” en Doctorsreview.com

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    0
    20-Jan-2014 22:50

Content Relevant URLs by vBSEO