Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Detectando el abuso sexual

Detectando el abuso sexual

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Detectando el abuso sexual

    El 18% por ciento de las mujeres del estudio que comentamos en un artículo anterior reportaron haber experimentado alguna violencia sexual. Las mujeres con un historial de violencia sexual sufren más síntomas físicos relacionadas con el embarazo, en mayor intensidad y durante más tiempo, en comparación con las mujeres que no denuncian estos antecedentes.





    El estudio consiguió evaluar la asociación de la violencia sexual independientemente de otros tipos de abuso y violencia. Sin embargo, la baja tasa de respuesta es motivo de preocupación. Se carece de información sobre por qué muchas mujeres no participaron.

    Una limitación importante del estudio es la falta de uso de un instrumento validado para medir la violencia sexual, ya que no incluye preguntas sobre el calendario, la frecuencia o el perpetrador de la violencia sexual. La información acerca de estos factores podría arrojar luz sobre las conclusiones. Por ejemplo, no se sabe si la prevalencia de la violencia sexual y las asociaciones difieren significativamente en comparación con un autor conocido o desconocido.

    Otra limitación de nuestro estudio es la falta de conocimiento de la gravedad de los síntomas físicos relacionados con el embarazo, a excepción de las contracciones de Braxton Hicks. Dicho estudio, al igual que la mayoría de los otros, investiga el impacto de la violencia sexual y se apoya en el auto-informe que comienza con la percepción individual y el almacenado de la experiencia como una memoria de la violencia sexual.

    A continuación, las preguntas de estudio tienen que activar el recuerdo de la participante. Los estudios han demostrado que la metodología utilizada, es decir, el número de preguntas formuladas, el fraseo y el contexto en el que aparecen las preguntas, influyen en las tasas de auto-reporte de la violencia sexual.

    A las mujeres del estudio se enviaron los cuestionarios por correo, y si el autor de las relaciones sexuales no deseadas era su pareja actual, el miedo a las represalias como resultado de que la pareja lea sus respuestas bien puede haber impedido contestaciones honestas. Esto también podría ser una de las razones por las que la prevalencia de la violencia sexual reciente era tan baja en comparación con la violencia sexual vivida anteriormente.

    La historia de violencia sexual se asocia con la información sobre otros tipos de violencia y abuso, especialmente durante la edad adulta. La co-incidencia aumentó con el aumento del nivel de gravedad de la violencia sexual. Este patrón sugiere que la violencia sexual en el estudio fue parte de la violencia de pareja o violencia doméstica.

    Este hallazgo coincide con los informes de otras investigaciones que, en la mayoría de los casos de violencia sexual, el agresor es conocido por la víctima. El autor más común de violencia sexual en la niñez es el padre, padrastro u otro pariente. En la violencia sexual adulta, suele ser una pareja o ex pareja.

    Ningún otro estudio ha investigado la asociación entre los antecedentes de cualquier tipo de violencia sexual y de vida relacionados con el embarazo los síntomas físicos. Sin embargo, otros estudios han señalado la relación entre la violencia sexual y una serie de problemas de salud somáticos predominantemente en mujeres no embarazadas.

    Dos estudios en mujeres embarazadas muestran una asociación significativa entre el abuso sexual en la infancia y síntomas físicos y quejas. Un estudio sueco de una población general de mujeres embarazadas con el objetivo principal de determinar la prevalencia del abuso sexual de por vida, informó que esa historia se asoció con aumento de notificaciones de problemas de salud en general.

    Además, algunos estudios sugieren que las presiones de la vida corriente aumentan la tasa de problemas de salud para las personas más maltratadas que para las que no tienen un historial de abuso.

    El embarazo y la anticipación del parto en sí han sido reconocidos como posibles factores de estrés para la mayoría de las mujeres embarazadas, mientras que el temor grave de parto se ha asociado con una historia de abuso sexual. Las asociaciones cambian notablemente cuando la angustia mental se introduce en el modelo.


    Fuente: Sexual Violence and Pregnancy-related Physical Symptoms
    Traducido y adaptado por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Ivan Pawluk
    Prevención en Salud
    28
    15-Feb-2009 14:07
  2. No al abuso
    Toxicología
    1
    16-Oct-2008 02:03
  3. .::RodriZ::.
    Toxicología Powerpoints
    0
    31-Jul-2008 03:12
  4. .::RodriZ::.
    Toxicología Powerpoints
    0
    31-Jul-2008 03:05
  5. .::RodriZ::.
    Toxicología Powerpoints
    0
    30-Jul-2008 02:23

Content Relevant URLs by vBSEO