Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Leyes sobre tenencia de armas y enfermedad mental

Leyes sobre tenencia de armas y enfermedad mental

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Leyes sobre tenencia de armas y enfermedad mental

    ¿Hasta qué punto regular, en personas con historial clínico que incluye enfermedad mental, la tenencia de armas de fuego puede impedir tragedias?




    En diciembre de 2007, el Senado de EE.UU aprobó la HR 2640, que dio permiso para crear sistemas para notificar los nombres de las personas prohibidas de poseer o adquirir armas de fuego, incluidas las personas que han sido internadas contra su voluntad en hospitales psiquiátricos. No debe escapar a la atención que título del acto dice que es una mejora para el "Sistema Nacional Instantáneo de Antecedentes Penales (NICS)". Es decir, lo penal englobaría directamente a las personas que estuvieron internadas.

    Más de una década después, la mecánica, la viabilidad y eficacia de las NICS sigue siendo incierta y no fiable. El estado actual de la situación revela que "las leyes estatales varían ampliamente en cuanto a las definiciones y los requisitos de información relacionados con personas con enfermedad mental o abuso de sustancias".

    De hecho, afirma que "varían mucho" en su manera de abordar casos NICS relacionados con la salud mental, cómo se evalúa, cómo se decide, y la eficacia con que se reportan. Pero la faceta importante del sistema NICS a tener en cuenta es que se centra en las personas que tienen un historial (a menudo en el pasado lejano) que incluye haber sido involuntariamente internados, y que a continuación, intentaron comprar un arma de fuego de manera legal.

    Así, la ley se centra en las personas con enfermedad mental grave que siguen las reglas. ¿Cuántos aspirantes a asesinos en masa, llenos de rabia y la autodestrucción, tendrán un historial antes y después de intentar comprar legalmente un arma de fuego para cometer el homicidio-suicidio en masa?

    Recordando el bajísimo porcentaje de los actos violentos que se han atribuido al SMI, y que la mayoría de estos actos no tienen que ver con las armas, la contribución a la seguridad pública de estas leyes es probable que sea pequeña. Es también el caso de que imponer estas leyes especiales requiere de recursos y financiamiento, todo por un sistema especulativo, no probado.

    Un método más sensible, señalan Appelbaum y Swanson, consistiría en que las leyes estatales permitan quitar las armas de fuego a las personas en situaciones de emergencia, cuando el riesgo de la violencia se intensifique, independientemente de si la persona tiene una enfermedad mental o no.

    Esta puede ser una opción racional mientras se está a la espera de conseguir más puntos datos de la investigación. La pequeña cantidad de investigaciones sobre las leyes de incautación de armas de fuego sugiere que la incautación por la policía rara vez era consecuencia de la psicosis. En su lugar, el riesgo de suicidio fue la principal causa.

    Así, por métodos más razonables y menos distraídos, existe la opción de que la policía incaute las armas de fuego basada en el comportamiento del individuo, en vez de hacerlo en base a su diagnóstico psiquiátrico.

    El comportamiento y las motivaciones del asesinato en masa tienen que diferenciarse de una enfermedad mental. Ver a estos dos como siempre causalmente relacionados es permitir la distracción, la omisión, los errores. También se corre el riesgo de reforzar las nociones antiguas y primitivas de la enfermedad mental como un pecado y el mal.

    Sin duda, el debate sobre el control de armas era inevitable para Estados Unidos, pero puede ser visto a partir de cómo se desarrollan los síntomas en general, y no por regla a partir de la enfermedad.

    De hecho, el debate puede ser más productivo si se centrara en lo que se trata de los cambios culturales relativamente recientes que han contribuido a este estado de cosas. En particular, un área útil de discusión podría ser analizar las actitudes frente a la violencia, que tienen raíces históricas que se remontan a cientos de años. Esta no será necesariamente una investigación fácil, pero sin duda resultaría muy valiosa.



    Fuente: Mass Distraction: Equating Mental Illness With 'Evil'
    Traducido y adaptado por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    0
    19-Feb-2013 02:21
  2. Boris Groisman
    Noticias
    2
    17-Dec-2012 05:28
  3. elsantuariounico
    ¡Preséntate!
    0
    28-Feb-2011 02:12
  4. Didor
    Patología General
    0
    10-Oct-2009 07:16
  5. GabyArtero
    INCLASIFICABLES
    11
    07-Jun-2009 04:38

Content Relevant URLs by vBSEO