Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Castigados por los premios

Castigados por los premios

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Castigados por los premios

    Algunos dejaron los castigos ejemplares a los pecadores allá atrás en el medioevo, otros colegios siguieron golpeando a sus alumnos hasta mediados del siglo XX; y si bien todavía hay distintos tipos de castigos y apercibimientos o penitencias, la tendencia es dejarlos de lado. En su lugar, se fueron adoptando los regímenes de reforzamiento de las conductas consideradas deseables -es decir, los premios. Desde una buena nota o una carita feliz hasta una bandera nacional o un chocolate extra de postre, estos modelajes conductuales que Skinner[1] aplaudiría son mucho mejor vistos que los chirlos, sacar a un alumno del aula o dejar a un hijo sin comer. Tan inserto está en nuestra sociedad este modelo, que cuando alguien como Alfie Kohn[2] para la pelota y se detiene a pensar a donde nos dirigimos con esto, puede sonar extraño o antinatural.




    "Motivar a las personas mediante recompensas presupone una teoría de la naturaleza humana que no nos hace justicia. Cuando repetidamente prometemos premios estamos asumiendo que la persona en cuestión nunca elegiría actuar de la manera propuesta por su cuenta. Si la capacidad de actuar con responsabilidad, al amor natural al conocimiento y el deseo de hacer bien un trabajo son actualmente parte de lo que somos, entonces la asunción implícita de lo contrario puede describirse justamente como deshumanizante".





    Estos son algunos de los hechos que Kohn resalta en el libro citado en este artículo, que son respaldados por estudios científicos (escapa a este artículo abordar dichas citas, que lógicamente pueden ser falibles, lo concreto es que lo enunciado no son meras opiniones sin fundamento):


    -Las recompensas son efectivas sobre seres dependientes de quien las da.
    -Su efectividad dura solo por el tiempo que la misma se otorga.

    -Son efectivas para inducir obediencia en el momento, pero no para inculcar moral o ética.
    -Dañan las relaciones. Los pares compiten, no cooperan y se culpan entre sí por las fallas. Al mismo tiempo, se solidifica la desigualdad de la relación entre quien da la recompensa y quien la recibe.
    -"No son soluciones en absoluto; son trucos, atajos, parches rápidos que enmascaran problemas e ignoran razones. No miran debajo de la superficie, hacia la causa de la conducta ni sus soluciones".
    -"Cuando trabajamos por una recompensa, hacemos exactamente lo necesario para conseguirla y nada más".
    -Disminuyen la motivación, por lo tanto "los motivadores extrínsecos son mas peligrosos cuando se ofrecen para hacer algo que queremos que el chico QUIERA hacer". Es decir, si le doy chocolates por estudiar, cuando deje de darle chocolates no solo no va a tener ganas espontáneamente de hacerlo sino que hasta puede desarrollar una aversión por el hábito, como resentimiento hacia la falta del estímulo inicial.


    * "El aspecto más notable de un juicio positivo no es que sea positivo, sino que sea un juicio". "Los premios y castigos no son algo opuestos, sino dos caras de una misma moneda. Y es una moneda devaluada".


    Entonces...¿Que nos queda? Muchísimo. Al irnos un enfoque bipolar, entramos en un terreno vasto que no tiene una única respuesta. Pero sí hay planes de acción:



    1) Evaluar porqué el chico/joven/empleado no tiene la conducta propuesta. ¿Entendió o sabía lo esperado? ¿Estaba física y mentalmente aptos para realizarlo? ¿Lo intentó?
    2) Asumir que la persona tiene las mejores intenciones y motivos para actuar como lo hizo (y que sean consistentes con los hechos).
    3) Usar el método de corrección/instrucción menos intrusivo posible.


    También hay una suerte de regla de las "3 C" que puede servir como guía:
    Contenido: ¿Estás pidiendo tareas o conductas razonables? Considera la capacidad del sujeto y la importancia relativa del asunto para él.
    Colaboración: Trabajá en conjunto con las personas para la creación de reglas, expectativas, etc.
    Autonomía ("choice"): Involucra al interesado, enseñale a ser autónomo y tomar sus decisiones sobre como hacer las cosas.


    Si bien el libro citado está dirigido a la enseñanza y crianza de chicos, los preceptos son universales, y extrapolables a la docencia universitaria en medicina o a la relación médico-paciente (en la cual mucho hay de enseñanza también). La tan buscada adhesión de un paciente a una estrategia terapéutica puede basarse en un simple precepto de autoridad, o de alegrarse con los resultados de un análisis, pero será mucho mas profunda y provechosa si el interesado colaboró junto al médico en la decisión, tomándola él en última instancia, y lo que se le pide está dentro de sus posibilidades.

    Un ejemplo simple de despedida, para que luego cada uno piense como podría aplicar esto en su ámbito como médico o docente: una paciente diabética de edad media nos dice repetidamente que ella toma la medicación e intenta por todos los medios hacer ejercicio, pero cada consulta trae una excusa nueva sobre porque no los realiza de la forma correcta. En vez de mostrarle como su glucemia basal o su hemoglobina glicosilada no ha mejorado en los últimos meses, habría que explicarle hasta que ella misma pueda decírnosla desde su entendimiento la forma en que el ejercicio aeróbico afecta beneficiosamente al metabolismo de lípidos e hidratos de carbono (contenido, que no tiene porque ser avanzado para que sirva); preguntarle cuantas horas estaría dispuesta a invertir en ejercitar y que tipo de tareas le resultan mas gratas, ya que no todo es correr o caminar (bailar quema más calorías) sino que además puede haber limitaciones monetarias (todo esto sería parte de la colaboración); y por último le preguntaríamos que decisión tomó, o al menos intentar que se vaya con dos o tres en mente para que después decida tranquila y no inducida por un mandato médico (autonomía).



    La idea de este ejemplo simple y del artículo en general es entender que las personas no funcionan a modo estímulo-respuesta, ya que detrás de cada acción hay múltiples motivaciones. Si fuese tan obvio como suena, no veríamos modalidades de premios (y castigos) en cada ámbito de nuestra vida.

    Si no tenemos esto en cuenta nos vamos a frustrar mucho al ver que la gente no cuida su salud por actitudes que juzgamos irracionales, cuando en realidad existen razones en sus actos pero están codificadas en otra forma de pensar y entender la realidad. Esta irracionalidad puede frustrar por sus consecuencias, como el no usar preservativo aún conociendo el HIV y sus formas de transmisión, o hábitos como el fumar y el beber (donde se agregan propiedades adictivas a los mecanismos de toma de decisiones) que muchas veces persisten aunque el tabaquista se sepa toda la patología del cigarrillo.

    Pero si no vamos más allá de inundar al fumador con contenidos sobre su enfermedad, no vamos a tener una revisión real de su conducta sino un enfermo más sabio. Y si nuestra única oferta son premios y aplausos por cada día que deje el cigarro (y reprimendas cuando lo retome), lo que conseguiremos va a ser un enfermo frustrado.

    Por supuesto que es un tema complejo para el cual no se pretende en absoluto una panacea en este artículo, pero sí el primer paso: salir de nuestra lógica e intentar abordar la del paciente para saber porque hace lo que hace, y no ofrecer al enfermo solo recompensas que en nuestro esquema mental son "irrechazables", como puede ser un mejor estado de salud o 10 años más de vida.

    Autor: Lafranconi, Mariano Daniel
    Estudiante de Medicina, UBA, UDH Pirovano





    Fuente: Mindful Serenity: "Punished by Rewards" by Alfie Kohn


    1: B. F. Skinner - Wikipedia, the free encyclopedia
    2: Punished by Rewards: The Trouble with Gold Stars, Incentive Plans, A's, Praise, and Other Bribes: Alfie Kohn: 0046442001816: Amazon.com: Books

    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Nachio256
    Belleza y Moda
    2
    18-Aug-2014 18:32
  2. Noticias
    Noticias
    0
    19-Oct-2010 03:04
  3. Gorkiman
    Arte y Literatura
    0
    30-Mar-2009 17:28
  4. Doc Telesita
    Actualidad y Política
    8
    21-Oct-2008 18:39

Content Relevant URLs by vBSEO