Respecto a las influencias a la hora de elegir la carrera y la especialización, ¿qué es lo que cuenta?




Un estudio planteó como hipótesis que el aumento de la matrícula de mujeres estudiantes de medicina, y las diferentes prioridades de la actual generación de estudiantes, tendrán un gran peso en un futuro desinterés en las carreras quirúrgicas.

Anteriormente, muchos autores examinaron los factores que influyen en la elección de la carrera de medicina. Estos estudios caracterizan a los estudiantes con más probabilidades de seguir una carrera en la cirugía en tanto a si están interesados en la realización de los procedimientos, desinteresados en la atención primaria, si desean roles de liderazgo y una carrera de prestigio, y si están dispuestos a sacrificar su estilo de vida para lograr sus objetivos.

Mucho se ha escrito, también, sobre las prioridades de estilo de vida de la actual generación de estudiantes de medicina, que al día de hoy, valoran más el tiempo para la familia y amigos.

Muchos estudiantes hoy en día tienen intereses más diversos, por lo que cuando se aplican para la formación especializada, pueden preferir especialidades en las que un enfoque más flexible en la formación les permita integrar la profesión con sus demás intereses. Sin embargo, algunos atribuyen la disminución del interés en la cirugía general, al menos en parte, al aumento de número de mujeres en los servicios médicos.

Actualmente, las mujeres constituyen casi la mitad del alumnado de medicina, y el sexo femenino ha demostrado ser un fuerte predictor negativo para seguir una carrera en cirugía general. En EE.UU., por ejemplo, las mujeres representan sólo el 24% de las registradas.

Considerando que una parte sustancial de las estudiantes ingresan en campos médicos que no ofrecen un estilo de vida fácilmente controlable, en particular, la obstetricia y la ginecología, especialidades con estilo de vida de exigencia similar a la cirugía, parecía más razonable la hipótesis de que tanto las diferencias de género como las generacionales serían influencias importantes en las elecciones de los estudiantes.

Hombres y mujeres por igual acordaron y desacordaron respecto a las declaraciones sobre el estilo de vida que reclama el ser cirujano, pero los hombres estaban más animados a considerar una carrera quirúrgica que las mujeres.
Las respuestas que ambos dieron por escrito fueron similares:

"Quiero disfrutar de mi carrera, sin embargo, también quiero disfrutar de mi vida fuera de mi entorno profesional. Eso incluye, para mí, tener tiempo suficiente para perseguir otros intereses" (hombre).

Pero no todos los estudiantes estaban desalentados por las percepciones negativas de ese estilo de vida:

"Después de haber trabajado con cirujanos, lo único que me está desalentando son las interminables horas en el hospital, pero si realmente amas lo que haces, entonces no debería importar" (hombre).

"Tengo mis prioridades en orden, así que voy a hacer que mi vida se equilibre con la residencia que me interesa" (mujer).

"Siento que estos desafíos me haría más proclives a seguir la cirugía" (mujer).

Tanto hombres como mujeres indicaron estar más desalentados respecto a elegir una especialización vinculada a la cirugía afirmando que los cirujanos que han completado su residencia no tienen vidas tan bien balanceadas entre profesión y otros intereses.

Tradicionalmente, los hombres tienen más probabilidades de ser el principal sostén, lo cual puede explicar la mayor prioridad que los estudiantes varones le otorgan, sumado al potencial de ingresos que pueden conseguir.


Fuente: "Influences on Medical Student Career Choice. Gender or Generation?"
Traducido y adaptado del inglés por el Equipo Editorial de Mancia.org